El abogado republicano, Jerome Powell, fue nombrado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para dirigir la Reserva Federal (Fed), el banco central del país más poderoso del mundo.

Recoge la agencia EFE que con cinco años de experiencia en el emisor, Powell apoyó el multimillonario estímulo monetario de Ben Bernanke a la vez que respaldó sin fisuras la normalización posterior de la actual presidenta de la Fed, Janet Yellen.

Powell ya fue designado como gobernador para la Fed en 2012 por el entonces presidente demócrata, Barack Obama, con el objetivo de contentar a los republicanos e ir a la par que Jeremy Stein, economista respaldado por los demócratas.

Nacido y criado en Washington, Powell, de 64 años, cuenta con fama de “moderado y creador de consenso”.

De aprobarse en el Senado, la designación romperá con la tradición de nombrar a un economista en el puesto.

Graduado en Derecho por la Universidad de Georgetown, cuenta con amplia experiencia en la banca privada como socio de Carlyle Group (1997-2005) en Nueva York, a la vez que en el Gobierno, donde trabajó en el Tesoro, bajo el presidente George H. W. Bush (1989-1993), encargado de gestionar el mercado de deuda y las políticas de las entidades financieras.