La organización Greenpeace pidió al Ejecutivo cancelar la concesión de la empresa dueña del barco salmonero que se hundió en Chonchi, que se según la ONG está contaminando la zona.

El accidente que terminó con la embarcación Wellboat bajó el agua, ocurrió el 18 de octubre pasado, luego de sufrir un desperfecto que encendió las alarmas y los protocolos de seguridad.

Según señaló la coordinadora de océanos de Greenpeace, Estefanía González, en Cooperativa, la empresa Salmones Camanchaca sigue operando en la zona a pesar del cierre dispuesto por las autoridades locales.

“Estamos impactados con la indolencia de la empresa y con el hecho de que sigan funcionado como si nada, mientras los pobladores tienen prohibición de pescar en la zona. Por eso le pedimos al Gobierno que revoque la concesión entregada a Salmones Camanchaca” dijo González.

La directiva de Greenpeace añadió que “Sería una señal potente para que las salmoneras entiendan que no pueden seguir jugando con el sustento de chilotes ni con el futuro medio ambiental de la isla”.

Debido a lo anterior en la web de Greenpeace hay una petición para que la gente firme por la caducación de la concesión de Salmones Camanchaca.