Durante la mañana de este lunes, el Tercer Juzgado de Garantía de Santiago revisó las medidas cautelares que pesan sobre el autodenominado economista, Rafael Garay, todo esto en el caso por el que se encuentra imputado por estafa y apropiación indebida.

Según consigna La Tercera, la justicia decidió dar luz verde al ingeniero comercial para dejar la cárcel en Capitán Yáber y quedar con arresto domiciliario total.

Por su parte, el tribunal dictaminó que Garay debe estar bajo una terapia psiquiátrica de control de alcohol.

El hombre que asegurara padecer un cáncer terminal y que luego se fugara del país, permanecía en prisión desde el 16 de marzo de este año.