La Organización de las Naciones Unidas (ONU) redactó una guía para que los flojos puedan salvar el mundo en la comodidad de su hogar. Aquí algunas de las recomendaciones:

1- Apuesta por las empresas verdes: elige empresas que sean  respetuosas con el medio ambiente y que se rijan por criterios de sostenibilidad.

2- Aprovecha la luz de la tele: si estás viendo televisión o usando el computador, ¡apaga las luces! su luminosidad es suficiente para la vista.

3- No tires a la basura: acostúmbrate a congelar aquello que no te vayas a comer. Por ejemplo, cuando el plátano está muy maduro y negro por fuera, lo trozas y metes en una bolsita en el congelador, luego lo puedes utilizar en hacer unos ricos batidos.

4- Abono casero: Transforma los restos de comida en abono para tus plantas. Así reducirás los efectos del cambio climático al tiempo que aprovechas sus nutrientes.

5-Adiós a los mecheros: Cámbialos por fósforos, así evitarás un gasto innecesario de petróleo y de plástico.

6- Despídete de las bolsas de plástico: Cuando vayas de compras, lleva contigo una bolsa reutilizable. #sinbolsaporfavor

7- Olvídate de las botellas plásticas: en vez de comprar botellas desechables, ten una botella que puedas usar todos los días, de esas que mantienen tu agua heladita.

8-Dona lo que no utilizas: Que hayas dejado de usarlo no significa que su vida útil haya terminado. En lugar de tirarlos, reutiliza los objetos que tienes aparcados en un rincón de casa o dónalos a alguna organización benéfica para que se los entregue a una familia que lo necesite.

9- No imprimas ¿Necesitas recordar algo que ha visto algo en línea? Escríbelo en una libreta o, mejor aún, apúntalo en una nota digital y ahorra papel, los bosques te lo van agradecer.

10- Seca las cosas al aire. Deja que el pelo y la ropa se sequen de forma natural en lugar de encender una máquina. Cuando laves la ropa, asegúrate de que la carga está completa.

11-Toma duchas cortas (o báñate en pareja para ahorrar agua)

12-Come menos carne y pescado: Se destinan más recursos para la obtención de carne que para el crecimiento de las plantas.

13: Aísla las ventanas y las puertas para aumentar la eficiencia energética.

14: Compra productos locales. Apoyar los negocios de la zona ayuda a la gente a conservar su empleo y contribuye a impedir que los camiones tengan que desplazarse grandes distancias.

15- Usa la bicicleta para movilizarse, le servirá para mantenerse en forma también y si no quiere pedalear, prefiera el transporte público.

Viste, ayudar a nuestro planeta no es tan difícil. Toma conciencia y comparte estas recomendaciones con tus amigos.