¿Por qué ganó Piñera? escribe en El Mercurio el sociólogo Eugenio Tironi cuando las aguas están calmas y acaso se puede analizar con la cabeza más fría el regreso de la derecha a La Moneda después de cuatro años. Para el ideólogo de la campaña del NO hay siete razones que narra de la siguiente manera:

 

“Piñera ganó porque a los chilenos ha terminado por gustarles la alternancia. Cuatro años con uno, cuatro con otro. Sirve para airear, limpiar, energizar”, expone en primer lugar.

Luego, sostiene que el millonario venció a Alejandro Guillier “porque ofreció algo sobre lo que tiene credibilidad: crecimiento económico. Y porque el deseo de los chilenos por retomarlo es superior a su deseo de cambiar a la clase dirigente”.

Otra razón que halla Tironi es que Piñera “ganó porque cuando se trata del Presidente de la República, la ciudadanía es cuidadosa, y esta vez quería de presidente a un mánager, no a un comentarista; a un gestor, no a un reformador; alguien que hable en prosa, no en verso”.

“Ganó porque después de años tensos por las reformas de este gobierno, la población quiere un respiro con un gobierno que se enfoque más en la eficiencia y en los detalles”, escribe además.

Como quinto argumento, cree que ganó porque los “electores sintieron que Piñera atendía mejor a sus temores”.

En su penúltima afirmación, dice que “ganó porque los electores querían castigar a lo que representó la Nueva Mayoría, ya fuera optando por una alternativa de izquierda (Sánchez), o por una de derecha (Piñera)”.

Para cerrar, sostiene que “ganó porque tuvo la misma valentía de Ricardo Lagos después de la primera vuelta de 1999 y cambió de estrategia para el balotaje. Su discurso antirreformas lo llevó a un triunfo que tuvo sabor a derrota. Oyó el mensaje y en la segunda vuelta apareció un nuevo Piñera; una figura abierta a reconocer errores y a modificar sus puntos de vista, con un discurso moderado, unitario y conciliador, comprometido con dar continuidad a las principales reformas de Bachelet”.

Lo que queda ahora entonces por dilucidar -subraya- es ver cuál de los dos Piñera gobernará a partir de marzo.