El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) y la precursora del Bus de la Libertad en Chile, Marcela Aranda, protagonizaron una suerte de enfrentamiento este miércoles durante la discusión de la Comisión de DD.HH de la Cámara de Diputados por el proyecto de ley sobre identidad de género.

Según consigna Emol, Aranda disparó contra el organismo acusándolo de violar la intimidad de Carla González, su hija transexual de 19 años que acudió al Movilh para solicitar ayuda en dar a conocer su caso.

Tras la cita, la activista sostuvo que “nos llama la atención que hayan ciudadanos de segunda categoría y discriminación arbitraria en una comisión de Derechos Humanos porque independiente de cómo pensemos todos tenemos derecho a expresarnos, sobre todo cuando hay personas y menores de edad involucrados, me vi forzada por la utilización que se hizo por parte de organizaciones como el Movilh”.

Consultada por la situación de su hija, aseguró que “la verdad es ha sido duro, pero siempre pensando en el bien superior de nuestro hijo que tiene una disforia de género clara. Este proyecto es un riesgo, es un riesgo como está concebido, este proyecto no solo habla de la transexualidad, trasngenerismo”.

A renglón seguido, criticó que este proyecto “absolutamente no lo protege, lo que hace es fomentar su disforia (…) el lobby que se ha hecho por instituciones que reciben aportes del Estado, como el Movilh, responden por él, ellos lo han dejado incomunicado”.

“Mi hijo no habla con nosotros porque tomó la decisión de apartarse de nosotros, no conozco sus intenciones, hace un año que no lo veo”, cerró.

En ese sentido, el Movilh contestó que Marcela Aranda es “una fanaticamente irreductible que es capaz de hacer la abstracción de la realidad de su hija que acudió de manera voluntaria, que ella solicitó hacer público el cambio de nombre”.

“Ahora señala incluso que está secuestrada, que no la dejamos acercarse (…) son algunas de las tonteras que dijo esta señora en la comisión, en boca de ella habla el fanatismo, el integrismo, el conservadurismo más básico de la sociedad chilena, qué pena que todavía tengamos un sector no menor de la población en esas lógicas”, sentenció.

Vale decir que hoy la comisión de DD.HH de la Cámara de Diputados decidió aprobar en general la idea de legislar este proyecto sobre identidad de género por 8 votos a favor y 4 en contra.

El único parlamentario de la derecha que votó a favor fue el diputado de Evópoli, Felipe Kast.