Durante la mañana de este martes, Sebastián Piñera anunció oficialmente a los secretarios de Estado que lo acompañarán en su segundo período presidencial.

Aunque ya se especulaba con algunos nombres, lo cierto es que no pasó desapercibido que haya designado a Alfredo Moreno en Desarrollo Social, Roberto Ampuero en Cancillería y Gerardo Varela en Educación, quienes fueron las sorpresas de la jornada.

Ante los cuestionamientos que surgieron en torno a estos cargos, Piñera explicó su decisión y defendió el nombramiento de cada uno de ellos.

En este sentido, afirmó que “respecto a la designación de Alfredo Moreno nosotros queremos hacer una profunda modernización de las políticas sociales, para que estén realmente al servicio de la gente y no atrapadas o capturadas en la burocracia o en objetivos laterales”.

“Por tanto, yo creo que el designar a una persona como Alfredo Moreno que ya fue ministro, presidente de la Teletón, que tiene una gran experiencia en el sector público y una gran vocación de servicio público, es una designación que refleja la importancia que le vamos a dar a compatibilizar el desarrollo económico con el desarrollo social”, agregó.

Por otro lado, en cuanto a Ampuero, el mandatario electo sostuvo que “tiene mucha experiencia en relaciones internacionales, de hecho fue embajador y además de eso es una persona que tiene una inteligencia y una capacidad muy grande. De hecho nos hemos reunido muchas veces en estos días porque vamos a enfrentar de inmediato grandes tareas y desafíos en el área de las relaciones internacionales”.

Sin embargo, el nombramiento que levantó más polémica fue el de Varela como próximo ministro de Educación, ya que no cuenta con mayor experiencia en el área y ha sostenido una férrea oposición al proyecto de gratuidad.

Por ejemplo, en una columna escrita en agosto del año pasado, planteó que “La solución para la educación no es la gratuidad ni la prohibición del lucro —y menos de la selección y el copago—, sino que el desafío es cómo seguir atrayendo inversiones, competencia y talento a un sector que la requiere con urgencia. Esto se logra con libertad para organizarse, libertad para financiarse y libertad para educar”.

Gerardo Varela a Educación: La declaración de guerra ideológica de Piñera al movimiento estudiantil – The Clinic Online

Si el Presidente electo Sebastián Piñera había anunciado que el suyo sería un gobierno de unidad, la elección del abogado Gerardo Varela, que ostenta un perfil altamente neoliberal y contrario a la educación como un derecho social, como su nuevo Ministro de Educación, viene a echar por tierra esas declaraciones y, por el contrario, abre un escenario muy conflictivo con el movimiento estudiantil, que seguro marcará agenda durante este 2018.

Debido a esta y otras declaraciones, la ubicación del empresario -que continúa siendo presidente de Soprole, socio del estudio de abogados Cariola Diez Pérez-Cotapos y director de la Fundación para el Progreso- a cargo de la cartera, acaparó la mayor cantidad de consultas por parte de la prensa.

Ante ellas, Piñera definió escuetamente que “La educación y los estudiantes son muy importantes, pero no podemos olvidarnos de otros que también tienen necesidades y que también merecen la ayuda del Estado”.

“Vamos a mantener la gratuidad a todos quienes la tienen o tienen derecho a tenerla y vamos a avanzar en gratuidad priorizando la educación técnico profesional”, concluyó.