En el New York Times están felices, en el mundo están contentos, y en Chile, bueno en Chile vemos cómo el planeta destaca la creación de nuevos parques nacionales para proteger a la flora y fauna y dejar un legado medioambiental a las futuras generaciones.

El medio de la principal ciudad de la costa este norteamericana destaca la creación del Parque Nacional Patagonia, ejemplificando que su tamaño es más grande los emblemáticos Yosemite y Yellowstone juntos.

“Un águila se elevó sobre la solitaria casa sobre una árida colina en las estepas del Parque Patagonia. En el valle de abajo, no lejos de la ciudad de Cochrane, la presidenta Michelle Bachelet anunció la creación de un vasto sistema de parques nacionales que se extiende desde Hornopirén, hasta el Cabo de Hornos, en el extremo sur de América del Sur, donde Chile se astilla en fiordos y canales” señala el inicio del artículo.

La nota destaca que la iniciativa se dio en gran parte al esfuerzo conservacionista de la familia Tompkins al sugerir al gobierno que entregarían parte de sus tierras al Estado si es que este se comprometía a protegerlas transformándolas en un parque nacional y agregando vastos terrenos fiscales que crearan un sistema de conservación en el sur del país.

Fueron finalmente cinco los nuevos parques creados, lo que se sumó a la extensión del terreno que abarcaban tres de las zonas protegidas existentes.

A pesar de la felicidad de los ambientalistas, se consigna eso sí que “entre algunos lugareños, la reacción ha sido ambivalente. El alcalde de Cochrane ni siquiera asistió al anuncio a fines de enero”.

Describiendo la zona, la periodista que estuvo en el lugar relata “las praderas salpicadas de guanacos, primo del camello, dan paso a extensas estepas y bosques, canales de aguas azules y majestuosas montañas cubiertas de nieve a las puertas de impresionantes campos de hielo”.