(Imagen de referencia).

Después de lograr escapar de una lancha líbica que los perseguía amenazándolos, un barco español perteneciente a la ONG española “Proactiva Open Arms” lleva 12 horas dando vuelta, con 218 migrantes a bordo, sin tener un puerto seguro en que desembarcar.

Según Repubblica.it, Oscar Camps, el líder a bordo del barco dice: “Navegamos hacia el norte desde ayer esperando instrucciones. Por nuestro rechazo de entregar los migrantes a las autoridades libias, como prevé el protocolo europeo, no tenemos asignado ningún puerto europeo. Nuestro equipo médico está intentando actuar ayudando los enfermos más graves y estamos a la espera que la Guardia Costera italiana decida qué hacer. Tenemos casos graves a bordo. Pedimos evacuación inmediata”.

El incidente con la marina libia sucedió ayer en la tarde. La ONG española había recibido la alarma de una barcaza con muchos migrantes en dificultad. Al llegar había muchos ya en el agua. Tras rescatarlos llega la lancha libia con militares a bordo. Amenazaron a los voluntarios con los Ak-47 para que les entregaran las mujeres y niños ya rescatados pero los españoles resistieron y lograron huir hacia el norte.

Es un caso inédito. La Guardia Costera italiana dijo, en respuesta a los pedidos de ayuda, que el gobierno español tiene que requerir oficialmente un puerto al gobierno italiano.