El Tribunal Constitucional declaró este martes como inconstitucional el artículo de la reforma a la educación superior que prohíbe a los controladores de instituciones de educación superior tener fines de lucro, lo que derriba una de las principales exigencias del movimiento estudiantil.

Ante esta resolución, y previo a que se diera a conocer, los estudiantes de la Confech se manifestaron fuertemente en la sede del TC, acusando a este organismo de ser antidemocrático por destruir una norma que fue aprobada en el Congreso.

La vocera de la Confech y miembro de Izquierda Autónoma, Valeria Verdejo, acusó que las reformas del gobierno pasado quedaron transformadas en un maquillaje, pues “hoy la educación no es un derecho. Como movimiento estudiantil creemos que hay que reforzar la educación pública, a la cual todos puedan acceder, y que no sea sexista”.

Ante la decisión del TC, Verdejo advirtió que “en abril vamos a tener conversaciones con actores de la educación, para movilizarnos y conquistar este derecho”, anunciando así un período de protestas en contra del lucro, que paradójicamente es la misma demanda que tenían los estudiantes en 2010, cuando llegó Sebastián Piñera por primera vez al poder.