Ayer en la noche se lanzó el libro “Las respuestas de Corbalán”, una publicación en donde el ex CNI, Álvaro Corbalán aborda parte de su historia en la dictadura de Augusto Pinochet. Allí Silvia López, esposa del protagonista de la noche, agradeció a los asistentes y aprovechó para leer una carta firmada por Patricia Maldonado.

El mensaje, que alude a un vínculo, decía: “Mi querido amigo, te mando un besote súper grande y todo mi cariño. Nunca pienses que te he olvidado, eso jamás. Tu amiga ingrata, Patricia Maldonado”.

Consultada por la carta, la panelista del matinal de Mega desmintió categóricamente haber enviado la misiva y aseguró que hoy no mantiene ningún contacto con el exagente de la Dictadura. “¿Qué pasó?, ¿por qué lo hicieron? Soy absolutamente víctima de esto, no tenía idea además que se lanzaba un libro. Yo perdí el contacto con Álvaro hace muchos años. Desde que lo trasladaron a esa cárcel (Cárcel de Alta Seguridad) yo nunca más fui. No hay contacto con él, ni tiene teléfono, ni tiene nada”, dice a este pasquín digital.

La también cantante habla además del impacto que significó enterarse que habían leído una carta en su nombre. “Casi me muero cuando leo que esto de que yo mandé una carta. Yo jamás mandé una carta para el lanzamiento del libro de Álvaro Corbalán”, subraya enfática.

Maldonado dice además que habló con Silvia López para aclarar la situación: “Ella me explicó que sí, que efectivamente usaron una nota que yo le envié 15 años atrás, cuando estaba preso en Club Hípico (Punta Peuco 2, ubicado en calle Club Hípico). Imagínate, de esos años te estoy hablando. Y la utilizaron para esto”, explica, y agrega: “Yo le pregunté para qué hicieron eso y ella me dijo que para darle más realce. ¿Te das cuenta el realce que le están dando? Entonces me parece increíble que esto haya ocurrido. Estoy en shock”.

Lo más cuestionable para Maldonado es el uso de su nombre. “A ver, cuando yo hago las cosas doy la cara, nunca le he sacado el poto a la jeringa. Jamás. En mi vida. Y nunca se lo voy a sacar. Voy derecho por la vida, voy directo. Te guste o no, mala cueva. Esto que hicieron fue usar mi nombre en beneficio de qué”, dice, además asegura que “Si yo mando la carta, te digo sí, yo la mandé y qué. Así mismo, como te lo estoy diciendo, me parece de una falta de respeto, de una patudez, de una irresponsabilidad absoluta que te tomes el nombre de alguien para darle realce a alguna hueá. No señor”.

“Insisto, yo no tenía idea que había lanzamiento de un libro. No tengo vinculación con Álvaro, yo perdí el contacto con él porque no se puede ir a ver. Un par de veces le he mandado saludos a través de personas que pueden acceder a él, pero nada más”, insiste.

Maldonado por último explica que la carta que utilizaron no era tal: “Cuando le pregunté qué carta había usado para evento, la Silvia me dijo ‘fue una nota que mandaste’. Imagínate, una nota. Le pregunté porque la leíste como carta, y me dijo que era para darle más realce a todo esto. No po hueón, para la huevá. No me agarren más pal’ hueveo. Yo estoy tranquila, no hueveo a nadie”.

“Esto para mí es una falta de respeto, una falta de confianza, de tomarte la confianza que no corresponde. Si tú quieres darle más realce a tu lanzamiento, no hay problema, pero primero pregúntame a mí. Que me llamen por teléfono y me digan ‘Patricia, hay una nota de 15 años que queremos para esto, ¿la podemos usar?’ Eso es lo menos que pueden hacer. Que si yo la habría permitido, tampoco”, concluye.