El ministro del Interior, Andrés Chadwick, aseguró que la quema de maquinaria en un predio de Vilcún ocurrido este lunes tiene como objetivo presionar al gobierno para dar beneficios a Celestino Córdova, condenado por el caso Luchsinger Mackay.

En ese sentido, el secretario de Estado apuntó que “los objetivos de estas últimas acciones han sido obvios: buscan presionar a las autoridades para otorgar beneficios carcelarios para el condenado Celestino Córdova, autor del asesinato del matrimonio Luchsinger Mackay. Conducta claramente terrorista, según lo establece la ley”.

Añadió que “estas últimas acciones demuestran una vez más la necesidad de reforzar la acción policial, como lo hemos estado realizando con la creación de la fuerza antiterrorista, y de avanzar en las modificaciones a la ley para tener medidas operativas y legislativas más eficaces”.

Por tal razón es que Chadwick avisó que se están evaluando querellas antiterroristas y por asociación ilícita terrorista.