Un autogolazo se mandó el gobierno de Sebastián Piñera al designar el nuevo Consejo Nacional de Inteligencia, con las siglas CNI, emulando uno de los órganos más sanguinarios de la dictadura de Pinochet.

En medio de las críticas transversales, el Ejecutivo decidió renombrar la instancia a Consejo Asesor de Inteligencia, CAI, aunque los webeos siguieron en redes sociales.

A continuación algunas perlitas:

¿?