En la antesala a la audiencia de preparación de juicio oral por el caso Corpesca, el desaforado Jaime Orpis concedió una entrevista al diario La Tercera, instancia en la que aseguró que “mataron mi proyecto de vida”.

En ese sentido, Orpis profundizó que “para mí, la vida terminó. Mataron mi proyecto de vida, que era poder dedicarme por entero a la fundación La Esperanza. Asumo que en parte soy responsable, pero no al nivel al que la fiscalía hizo mediáticamente creer y cómo hizo escalar las cosas”.

En esa línea, enfatizó que “me voy a defender con todo los argumentos que tenga, pero todo lo que viene para mí es un mero trámite, porque ya fui condenado públicamente como el peor de los delincuentes, corrupto, y eso es irreversible, más allá de si logran llevarme o no a la cárcel”.

“La vida es más que solo vivir”, explica el ex parlamentario, al mismo tiempo que descartó que haya utilizado su estado de salud para victimizarse.

“¿Cómo a alguien se le puede llegar a ocurrir que los problemas de salud los he inventado? quiero dejar muy claro: tengo un marcapasos, sufrí un infarto al miocardio el mismo día en que incautaron mi computador cuando ingresaron a mi casa. Sufrí una depresión”, cerró.