El llamativo hecho fue obra maestra de Sebastián Contreras, un ciudadano que trabaja como operador de un proyector de cine.

Al notar que la sala estaba ultra vacía, decidió matar el tiempo poniendo el programa de CHV en pantalla gigante.

“El cine donde trabajo está tan vacío que decidí poner el regreso del gran Felipe en una de las salas #Pasapalabra”, escribió.