La periodista de CNN Chile, Mónica Rincón, fue lapidaria al referirse al caso que destapó el ex gerente general de Banchile, Francisco Armanet, en cuanto a que poseía grabaciones secretas entre Piñera y ejecutivos por la compra de acciones de LAN y el posible uso de información privilegiada.

En su tradicional editorial de dicho canal, Rincón afirmó que “lo más insólito es que las grabaciones fueron guardadas como prueba en caso de que la justicia, pero no de Chile, sino de Estados Unidos, lo requiriera. Porque allá estos temas se enfrentan de verdad y estos casos pueden perseguirse hasta 20 años después de ocurridos”.

En este punto, criticó las bajas sanciones que se aplican en Chile en este tipo de casos.

“Aquí las penas son ridículas: empiezan en 61 días, como robarse un chocolate. Ni siquiera hay un catastro de casos porque la superintendencia se resiste a entregar información completa sobre los sancionados“, lamentó.

A renglón seguido, disparó que “usar información privilegiada es jugar sucio. Es no ganar dinero con trabajo y talento sino haciendo trampa. Quienes así actúan son lanzas de cuello y corbata”.

“Lo que está en cuestión es la confianza de la sociedad el mercado y en las instituciones judiciales y democráticas. Un mercado donde si no se juega limpio los grandes arrasan una y otra vez con los más chicos”, cerró.