El Gobierno de Venezuela estrenó este lunes en transmisión obligatoria de radio y televisión el documental “Crónica de un magnicidio frustrado”, sobre el atentado con drones que sufrió el pasado agosto el presidente Nicolás Maduro, del que salió ileso, y por el que hubo siete heridos.

El material es una recopilación de las informaciones oficiales de cómo ocurrió el atentado, así como de testimonios de los que resultaron heridos y de quienes escucharon y vieron los drones explotar en el aire, así como de la primera dama, Cilia Flores.

Según el viceministro de Comunicación Internacional, William Castillo, el documental, de menos de una hora, fue realizado por Marco Ortiz y un grupo de latinoamericanos, chilenos y argentinos que, aseguró, quedaron “impactados” con lo sucedido hace tres meses.

Por el atentado a Maduro, del que el Gobierno acusa al diputado opositor Julio Borges -exiliado en Colombia- de ser el autor intelectual, hay unos 30 detenidos, según la última información ofrecida por el Gobierno.

Entre los arrestados se encuentra el también diputado Juan Requesens, quien fue detenido tres días después del atentado, mientras el presidente lo acusaba en transmisión obligatoria de radio y televisión.

Requesens fue detenido junto a su hermana Rafaela, que posteriormente fue liberada.

El Gobierno, que ha mostrado vídeos de “confesiones” de algunos de los detenidos, ha pedido a Colombia la extradición de Borges y de otros presuntos implicados a Estados Unidos y Perú.

También pidió explicaciones a Chile, México y Colombia, después de que un detenido identificado como Henryberth Emmanuel Rivas Vivas, alias “Morfeo”, mencionara en un vídeo de “confesión” a las embajadas de estos países.