“Hoy fuimos perjudicados por la empresa a cargo de la elección de la UDI. La misma que se contrató en la elección anterior por la directiva de Hernán Larraín”. Esas fueron las palabras que usó Jacqueline Van Rysselberghe, la senadora y presidenta de la UDI, a través de Twitter, para referirse a las fallidas elecciones de la UDI, donde peleaba la reelección con Javier Macaya.

La actual presidenta de la colectividad identificó como responsable a EVoting, la empresa de votaciones electrónicas contratada para llevar a cabo el proceso eleccionario.  Igual no descartó la posibilidad de demandar a la empresa.

En el video, la senadora señaló que “como presidenta del partido, pero sobre todo como candidata a la reelección, les quiero decir que soy la más perjudicada con la decisión de haber suspendido la votación de hoy día por errores de la empresa que tenía a cargo este proceso”.

Fue justamente eso lo que inspiró la denuncia de sabotaje informático que dejó hoy en la Fiscalía Oriente. “Esto es grave (…) No es banal que esto no pueda realizarse. Necesitamos saber quién es el responsable de esto”, dijo al momento de presentar el oficio.

Recordemos que ayer, tras varios inconvenientes, el Tribunal Supremo decidió reprogramar las elecciones para el próximo 16 de diciembre.

“Queremos que se sepa exactamente, que se investigue, y que se determine quiénes son los responsables, porque esto se hace con dineros públicos”, dijo y  reiteró que “esto perjudica a todos, y particularmente a nuestro partido y a la credibilidad del sistema democrático y político de nuestro país”.