El trabajador haitiano, Dominique Melvin (27), denunció a la empresa forestal en la que trabajaba, todo esto luego de sufrir la pérdida de cuatro dedos de su mano izquierda luego de usar, sin capacitación necesaria, una máquina manipuladora de madera.

Según consigna Radio ADN, el pasado 16 de noviembre de 2017 la mano de Melvin fue triturada por la “chispeadora” de la compañía Serfocom, ubicada en la Región de Ñuble.

Además de perder sus dedos meñique, medio, anular e índice, el trabajador sufrió estrés post traumático y un estado de shock.

De acuerdo al medio antes citado, la firma le habría ofrecido, de manera informal, pasajes de vuelta a Haití y 500 lucas. El ofrecimiento recibió un portazo.

El joven decidió interponer una demanda, exigiendo indemnización por daño moral y patrimonial (lucro cesante), puesto que se le complicará encontrar un trabajo con su actual condición.

Su defensa exige el pago de 270 millones de indemnización.