-¿Ha escuchado algo sobre la película Joven y alocada?
-Si, he recibido diversos tipos de comentarios, algunos positivos y otros negativos. Eso depende de la postura que tenga la persona que lo dice. Si es alguien que está a favor de la homosexualidad, la encuentra buena. Pero si es de alguien que está en contra, la encuentra mala.

-Pero en contra de qué ¿de la homosexualidad?
-No, me refiero en contra de la exhibición de ese tipo de contenidos. No se trata en ningún caso de estar contra de las personas homosexuales. Nosotros no estamos en contra de nadie. Por eso es absurdo cuando el Movilh nos trata de “discriminadores”, porque no lo somos. El Movilh, que es una minoría, es el que discrimina a una gran mayoría que nos oponemos al matrimonio homosexual.

-¿Es una especie de complot homosexual contra los evangélicos?
-Yo no usaría esa palabra. Pero si el Movilh y otros grupos homosexuales se están tratando de colgar de cualquier evento, como la muerte de Daniel Zamudio, para criticarnos; esa es una actitud discriminatoria. Si tú te fijas, la muerte de Zamudio es un hecho aislado. Pero ellos ya lo han tomado como un caballito de batalla para defender a la minoría que ellos representan y criticar a todos lo que no pensamos como ellos.

-En el último tiempo ¿La iglesia evangélica está siendo atacada?
-En los últimos años las iglesias en general han sido fuertemente atacadas. En la iglesia Católica han estallado una serie de escándalos de gran envergadura. En nuestra iglesia también han habido escándalos, pero de mucho menor envergadura que en la iglesia católica. Por eso es que las iglesias evangélicas tenemos actualmente mayor autoridad moral para predicar la palabra de Dios. En el Censo que se va a hacer este año, puedo asegurar que mientras la iglesia católica va a bajar varios puntos, la cantidad de personas que confiesan ser evangélicas va a aumentar de manera considerable.

-¿Qué es la homosexualidad?
-Lo que yo sé es que esa no es una condición que venga de nacimiento. Es algo que ocurre con la persona por diversos factores. Normalmente influyen las personas que conoce, los familiares, problemas de identidad; etc. Existen muchas situaciones que pueden llevar a alguien a elegir una conducta homosexual, pero nadie nace de esa forma.

-En el seno de la familia de un pastor evangélico ¿Cómo se explica que un hijo o hija se pueda revelar contra sus padres?
-Eso puede ocurrir si el pastor se equivoca. Es un error que un pastor sea demasiado estricto con sus hijos. Si lo restringe en exceso, el joven se termina reprimiendo en su conducta sexual, ocultando todo lo que le pasa a sus padres. El pastor no puede tratar a sus propios hijos como fieles de su iglesia.

-Un pastor evangélico ¿podría tolerar tener una hija bisexual?
-Eso es algo muy difícil. Y ni siquiera lo estoy pensando desde un punto de vista filosófico, sino que práctico. Si un pastor tiene una hija bisexual, usted sabe que la gente lo comenta. Entonces a ese pastor sus fieles van a dejar de creerle. Van a decir “¿Con qué moral este hombre nos viene a hablar sobre el recto camino si no pudo enseñar ni a su propia familia?”.

-En la película aparecen evangélicos con buena situación económica. ¿Por qué existe la percepción en Chile de que los evangélicos en general son gente de menores recursos?
-Esa percepción tiene que ver con lo que pasaba 20 o 30 años atrás, cuando las iglesias evangélicas comenzaron a tomar fuerza en Chile. En ese entonces, fue efectivamente la gente de menores recursos la que mayoritariamente recibió nuestro mensaje. Sin embargo, eso ha cambiado. Porque gracias al mensaje de dios, mucha gente ha mejorado su propia situación económica o ha metido a sus hijos en la universidad. Hoy en día, tenemos muchos profesionales y hasta empresarios evangélicos.

-¿Hay películas que llamaría a no ver?
-La verdad es que no tengo nada en contra de que se exhiban película de ningún tipo. Pero claro, de repente la sexualidad es un tema demasiado recurrente. De lo que se muestra, por supuesto que hay películas que no me gustan o que considero que tienen un tratamiento inapropiado de ciertos temas. Con respecto al llamado que haría no haría, por ahora paso.

-¿Va a ver Joven y Alocada?
-Sí, voy a ir a ver Joven y Alocada. Porque mucha gente me ha preguntado sobre joven y alocada y para mí es importante hablar sobre las cosas con fundamento. Voy a ver cómo me hago el tiempo, porque vengo recién recuperándome de una operación.