El titular de Hacienda, Felipe Larraín, anunció este viernes el nombramiento del ex ministro de Energía Ricardo Raineri como nuevo director ejecutivo alterno de Chile para el Banco Mundial, en la denominada “silla del Cono Sur” -que además integran Argentina, Perú, Uruguay, Paraguay y Bolivia-, por los próximos dos años a contar del 1 de noviembre.

Raineri, ex ministro de Energía del Presidente Sebastián Piñera, es ingeniero comercial de la Universidad Católica y doctor en Economía de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) y actual Profesor de la Facultad de Ingeniería de la UC. Además, es miembro de la Comisión Económica de Renovación Nacional.

“Estamos muy contentos de que Ricardo Raineri haya aceptado esta nominación y que sea nuestro representante ante el Banco Mundial”, dijo el jefe de las finanzas públicas tras reunirse con el profesional en Teatinos 120.

Agregó que “se trata de un cargo muy importante en una institución que tiene gran relevancia dentro de la economía mundial, y Chile estará muy bien representado”.

Por su parte, Raineri agradeció al Presidente Sebastián Piñera y al ministro de Hacienda “por invitarme a asumir esta responsabilidad en una entidad que juega un rol fundamental en la promoción de políticas públicas que apunten a derrotar la pobreza, y al desarrollo sustentable de la economía global, aportando además con financiamiento a las necesidades de los países más pobres y en vías de desarrollo”.

CRISIS INTERNACIONAL

Consultado sobre la capacidad de Chile -en relación con el resto de los países de la región-, para enfrentar un mayor deterioro global, Larraín sostuvo que “no lo decimos solo nosotros, sino que muchos analistas opinan que Chile es el país mejor preparado de América Latina para enfrentar la crisis, por el ordenamiento de sus cuentas fiscales, bajos niveles de deuda pública, elevadas reservas y una economía ordenada y sólida que sigue creciendo con fuerza en un escenario adverso”.

Sin embargo, el secretario de Estado advirtió que aunque hoy las proyecciones ubican a Chile como uno de los 10 países con mayor crecimiento a nivel global durante 2012, “ello no significa que estemos blindados ni que seamos inmunes, porque tenemos una economía abierta, y por tanto estamos expuestos a lo que ocurra en los mercados internacionales”.