Las razones por las que la Uniacc perdió su acreditación

No lograr asegurar la calidad de sus servicios, tener una situación financiera riesgosa, altos niveles de deserción y poca claridad en la explicación del proceso de venta son algunos de los aspectos que se tomaron en cuenta en el proceso que finalmente rechazó la acreditación de la universidad de las comunicaciones hasta el 2014. Con esta medida, los alumnos de la universidad comprada por el holding Apollo en 2008 no podrán optar al Crédito con Aval del Estado el 2013, situación que ya hizo bajar en 40% la matrícula este año.



Aseguramiento de la calidad no logrado, más funcionarios de los que requería su estructura, situación financiera riesgosa y altos niveles de deserción versus bajos niveles de titulación, son parte de los argumentos que tuvo la CNA para rechazar en dos oportunidades la acreditación institucional a la Uniacc, situación que fue confirmada por este miércoles por el Consejo Nacional de Educación (CNED).

Así lo confirmó la propia universidad, quien a través de un comunicado consideró la medida como “injustificada e inexplicable”, aunque aseguraron que seguirán adelante con su plan de inversión. “Todo el plan de inversiones programado se desarrollará total e íntegramente en beneficio directo de nuestros alumnos, incorporando tecnología de punta, la misma que utiliza la industria de las comunicaciones”, señaló el rector de esa casa de estudios, Enrique Froemel.

De paso, el rector llamó a la calma a su alumnado y aseguró que el rechazo “no tiene implicancia para la validez de los títulos y grados otorgados por la Universidad, como tampoco para la continuidad de la institución”.

De esta forma, el plantel que promocionaran varios rostros de la TV y el mundo de la cultura durante la década de los 90, se quedó sin opción de postular a la acreditación hasta el próximo año y se mantendré sin ese carácter al menos hasta fines de 2013.

Esto último, afectando directamente las arcas de la universidad, las que ya se vieron mermadas este año con la baja de casi un 40% menos de matrículas, situación directamente ligada a la imposibilidad de los alumnos de poder optar al Crédito con Aval del Estado al no estar acreditada.

Este miércoles en la reunión semanal del Consejo, liderado por Ignacio Irarrázaval, se resolvió la medida. Fuentes al interior del CNED señalan que el proceso fue muy mal evaluado por el consejo y los informes elaborados por la CNA fueron bastante lapidarios.

A las razones ya mencionadas, se sumaron dos temas claves por los que se ha visto en entredicho la universidad en los últimos años. Una de ellas es por la “insuficiente autoevaluación de lo ocurrido con las becas Valech”, tema por el que pidieron respuestas más precisas a la universidad pero que no fueron incluidas en el informe de Autoevaluación -en la primera instancia de la acreditación- y que tampoco dejaron conforme a la entidad que entrega acreditaciones a las instituciones de educación superior con la apelación.

El otro tiene que ver directamente con la venta de la universidad, algo bastante importante para la CNA para entender el nuevo funcionamiento de la universidad en la era Apollo y que ha sido cuestionado en la discusión por los temas de supuesto lucro en universidades privadas. En sus informes, la CNA pidió cambiar el término “venta de la universidad”, acuñado en los documentos entregados por la Uniacc y que según la CNA constituye un lenguaje “jurídicamente impreciso y equivocado”.

De todas formas, en mayo pasado el rector dijo que estarían dispuestos a seguir adelante sin acreditación, sin barajar aún la posibilidad de un cierre. “Si estamos haciendo esto es precisamente porque pensamos y estamos decididos a seguir. La universidad no se acaba y eso te lo puedo decir con absoluta certeza”, dijo a The Clinic Online en ese entonces.

Acá el primer informe de la CNA:

Comentarios