Por Ole.com.ar

Marcelo Bielsa reapareció ante los micrófonos después de los conflictos que mantuvo con los dirigentes del Bilbao. El Loco prefirió no hablar de su relación con los directivos y se dedicó sólo a lo futbolístico, en la previa al choque ante el Slaven de Croacia.

“Mi aspiración es respetar y ser respetado”, anunció Marcelo Bielsa, quien después de casi un mes, volvió a hablar. Luego de los conflictos que tuvo con los dirigentes del Athletic de Bilbao – casi genera su salida del club- el entrenador argentino dio una conferencia de prensa correspondiente al partido del jueves ante el Slaven de Croacia, ida de la primera eliminatoria de acceso a la Europa League.

En dicha conferencia, Bielsa eludió hablar de los dirigentes del equipo vasco y, además, prefirió no comentar nada sobre cómo van las obras en el predio de Lezama, causa de su pelea con los directivos luego de acusar de “robo y estaba” a la empresa Construcciones Balzola, encargada de las remodelaciones. Además, el inconveniente incluyó una autodenuncia, por parte del Loco, por una agresión contra un empleado que realizaba arreglos en Lezama.

En cuanto a lo futbolístico, sobre el rival del jueves, contó: “Es un equipo con buen trato con la pelota y con un juego ofensivo valioso”. Volvió a tomar los micrófonos el Loco.