Ante la declaración de una de las menores víctimas de la red de explotación sexual infantil de un supuesto asesor del presidente Sebastián Piñera, el gobierno salió hoy a aclarar la situación, la cual desconocieron y dijeron no tener mayores antecedentes.

La ministra vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, indicó este martes que pese a esa declaración hasta ahora no han sido requeridos por la Fiscalía o la Policía de Investigaciones por esa pista, aunque aclaró que de hacerlo prestarán toda la colaboración.

“Vamos a estar prestos y llanos a prestar toda la colaboración de modo de no tener ninguna duda de quienes están detrás de esta red y lograr que las condenas sean altas sean contundentes y sean una señal para todo el país que lo más sagrado que nosotros y tenemos como sociedad son los niños”, dijo Pérez desde La Moneda.

Poco más temprano, en conversación con radio Agricultura, Pérez señaló que “hoy día sólo tenemos incertezas de un testimonio que conoció toda la gente, pero donde no se nos posibilita determinar fehacientemente la identidad de alguna persona”.

“En términos concretos, formales, expresos y certeros no existe ningún antecedente que hoy día sepamos como Gobierno. No tenemos nombres concretos, no tenemos sospechoso concreto, no tenemos tipos de diligencias establecidos desde el Ministerio Público o las policías. No existe nada”, dijo en la radio.

Finalmente, aclaró que “si tuviésemos antecedentes más concretos podríamos aportar y ayudar a la investigación, pero no sabemos nada. El fiscal adjunto no se ha comunicado con nosotros, no sabemos si es una línea de investigación, no sabemos si fue investigado y descartado por no tener pruebas o antecedentes verosímiles de esta situación, entonces esperamos que si esto existe se nos pueda poner en antecedente para poder aportar”.