Ministro Ribera: “vamos a la hospedería del Hogar de Cristo a buscar hombres públicos”

Haciéndole el quite a la presión que generó en La Moneda, el ministro de Justicia, Teodoro Ribera, salió jugando hoy asegurando que el Presidente de la República, Sebastián Piñera “me dio fuerzas” y hasta le prestó ropa al ex presidente de la CNA, Luis Eugenio Díaz. “La CNA está en deuda con el país. No pueden sacarse los pillos culpando a uno sólo si hay 15 miembros ¿Dónde están los otros 14? que den la cara, y si ellos tenían la información de que Díaz se había inhabilitado ¿por qué callaron?”, dijo esta mañana en contacto con Canal 13.

Haciéndole el quite a la presión que generó en La Moneda, el ministro de Justicia, Teodoro Ribera, salió jugando hoy asegurando que el Presidente de la República, Sebastián Piñera “me dio fuerzas” y hasta le prestó ropa al ex presidente de la CNA, Luis Eugenio Díaz. “La CNA está en deuda con el país. No pueden sacarse los pillos culpando a uno sólo si hay 15 miembros ¿Dónde están los otros 14? que den la cara, y si ellos tenían la información de que Díaz se había inhabilitado ¿por qué callaron?”, dijo esta mañana en contacto con Canal 13.

Intentando apagar el incendio que provocó en La Moneda esta semana la revelación de contratos y correos, el ministro de Justicia Teodoro Ribera le puso el pecho a las balas y le bajó el tono a la polémica por los contratos que lo vinculan al ex CNA.

“Estoy muy tranquilo porque han ido surgiendo documentos que comprueban que la persona que yo contraté para que haga un trabajo en Gendarmería efectivamente se inhabilitó. Ayer gracias a Dios salió una información de que el señor Díaz trabajaba en el ministerio de Justicia y que se había inhabilitado de votar”, dijo Ribera, recalcando que cuando el ex CNA revisó como relator durante el caso de acreditación del Instituto Incacea, en el que el ministro tiene un 7,5% de sus acciones.

Finalmente, medio enchuchado se refirió a los conflictos de intereses entre las figuras políticas, principalmente las de este gobierno. “Este país está debatiendo que los hombres públicos tienen que estar completamente desvinculados de cualquier actividad privada, por tanto hay dos posibilidades para esto: o vamos a la hospedería del Hogar de Cristo a buscar hombres públicos que no tienen nada en el mundo o buscamos profesionales en la política que no tienen nada que ver con el mundo real porque se han profesionalizado en la política. Necesitamos gente que haya pelado el ajo en la vida real para que no sean teóricos”, señaló.

Comentarios