El alud que tiene a Aguas Andinas con el barro hasta el cuello

No han sido días fáciles para Aguas Andinas. Tras el corte del 8 de febrero -que se sumó al del 22 de enero- y el corte de ayer miércoles que afectó a cerca de 20.000 usuarios en Macul y Ñuñoa, le llueve sobre mojado a la empresa que administra el agua potable en el Gran Santiago.

Y es que esta semana ha visto cómo su imagen pública se va deteriorando poco a poco. El lunes 11, la Superintendencia de Servicios Sanitarios indicó que iniciará una investigación contra Aguas Andinas para determinar su responsabilidad en los cortes de agua que afectaron, en suma, a cerca de 8 millones de santiaguinos, con el riesgo de pagar una multa que ascendería a las mil millones de pesos.

Además, el gremio gastronómico de Santiago, a través de la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), se montó en ascuas por las millonarias pérdidas que, según dicen, sufrieron a raíz de los cortes no programados por la empresa de agua potable. Según el gremio, serían 2.500 millones de pesos los perdidos, y evalúan llevar a la justicia a la empresa para que recompense el dinero.

La empresa no ha emitido palabra alguna sobre esta polémica con el gremio gastronómico, quizás en parte, porque le han llovido, día tras día, distintas críticas a través de los medios.

Este martes 12, el Servicio Nacional del Consumidor, Sernac, anunció que emitió un oficio a la empresa para que explique los detalles de las fallas que terminaron con los gigantescos cortes de agua, arriesgando una multa de un máximo de 12 millones de pesos. Aunque el dinero que el Sernac podría cobrar no es mucho, el anuncio es como patear un muerto en el suelo.

Pero la cosa no se acaba ahí, porque ayer miércoles 13, el organismo decidió iniciar un procedimiento de sanción en conformidad al marco legal, formulando los cargos de interrupción del servició sanitario, por afectar a la generalidad de los usuarios del servicio, y por incumplimiento de las instrucciones SISS que señala el protocolo ante situaciones de emergencia.

En la misma línea y horas sólo horas después, el PPD Tucapel Jiménez junto a Concejales de Santiago Sur y el abogado Jorge Mario Saavedra, anunciaron que estudian presentar una querella colectiva junto a vecinos afectados por los cortes de agua que ocurrieron el 22 de enero y el 8 de febrero.

El twitter de Aguas Andinas, que ha estado extraordinariamente activo durante estos días, no ha respondido ninguno de estos anuncios. Más bien, se ha dedicado a anunciar, irrepetibles veces, el restablecimiento del servicio tras cada uno de los cortes de suministro que han acontecido. El alud de críticas, investigaciones y posibles acciones judiciales en contra de la empresa, tienen a Aguas Andinas con el barro hasta el cuello.

 

 

The Clinic Newsletter
Comentarios