En una entrevista que publicó hoy el diario El País el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se refirió a su posible candidatura senatorial y afirmó que “en Chile están alarmados porque me compré una oficina junto a otras personas, pero hasta que no me compre una casa, no deberían preocuparse”.

“Estoy tranquilo y estoy bastante ocupado con el proyecto de reforma del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, el informe de la OEA sobre las drogas y la transición de Venezuela”, dijo Insulza quien, sin embargo, no descartó la posibilidad de competir.


“No voy a abandonar nada, porque cuando una persona decide poner término a una función, lo primero que hace es avisar a quienes le han otorgado ese mandato y dejar un tiempo prudencial para que elijan a un sucesor. Nada de eso ha pasado y yo no tengo previsto que pase. Ahora, naturalmente, yo nunca diré si me voy a quedar aquí hasta el último día, porque uno nunca puede saber y eso sería jugar demasiado con sus tiempos”, aseveró.

El pánzer también se refirió a la muerte del Presidente Hugo Chávez y a la elección del nuevo Papa. Sobre el comandante subrayó que “el presidente Chávez ha dejado un vacío muy importante en su país. Cuando existe un tipo de liderazgo carismático, como sucedía en en el caso del presidente Chávez, que es algo que, por lo demás, en América Latina se produce a menudo, aunque quizás no con la misma intensidad que con Chávez, es innegable que su ausencia deba notarse en Venezuela y fuera de ella. Probablemente, afectará con mayor intensidad a la presencia política de los países del ALBA en la escena mundial o en Naciones Unidas”.

Y respecto de Jorge Mario Bergoglio aseveró que es bueno que se haya reconocido que el continente que mayor número de católicos tiene es América, sobre todo América Latina, pero también EE UU, donde hay casi 100 millones de católicos. Y es una gran cosa que Jorge Mario Bergoglio haya elegido el nombre de Francisco, porque a San Francisco de Asís lo admiran muchos, más allá de la Iglesia, y ojalá que eso sea un signo de apertura de esa institución hacia otras realidades”, resaltó.