Durante años la industria musical ha arremetido contra la piratería digital alegando que vulnera sus intereses y los derechos de autor de los artistas. Pero un nuevo informe indica todo lo contrario: la piratería podría estar de hecho estimulando las ventas.

No es el primer estudio que deja entrever esta realidad, pero en esta ocasión quien lo dice es el Instituto de Prospectiva Tecnológica (IPTS, por sus siglas en inglés), que forma parte del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea.

Tras analizar el comportamiento de 16.000 europeos en cinco países, concluyeron que “la piratería musical no debería ser vista con preocupación por aquellos que ostentan los derechos de autor en la era digital”.

A más piratería, ¿más ventas?

El trabajo analiza el impacto de la reproducción en línea y descargas de música, legales e ilegales, sobre las ventas de música digital en España, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

Según destacaron, el incremento en un 10% de descargas ilegales llevó a un aumento del 0,2% en compras de música legal. Mientras que un aumento del 10% en la reproducción de música en línea legal, llevó a un incremento del 0,7% en ventas.

Los investigadores afirman que esto evidencia una cierta complementariedad entre estas dos vías de consumo digital, dado que el consumo ilegal permitiría al usuario probar el producto antes de efectuar la compra.

También señalaron que la industria vive un excelente momento gracias a la introducción de los sistemas de compra en línea como iTunes.

Relativo

No obstante, advierten que ninguna de las conclusiones de este estudio debe tomarse como una prueba definitiva sobre los “beneficios de la piratería”.

El motivo es que los datos, proporcionados por la firma de medición Nielsen, podrían tener una fiabilidad limitada, debido a que las personas que realizan actividades ilegales en la red tienden a cubrir sus rastros en internet.

Además sólo se refiere a ventas digitales (su impacto en las ventas físicas no se pone en duda), ya que si se tuviera en cuenta el impacto de la piratería sobre las ventas físicas éste “podría ser negativo”.