La ministra de Educación, Carolina Schmidt, se reunió hoy con el fiscal nacional Sabas Chahuán, para entregarle todos los antecedentes de todas las universidades que tienen operaciones con personas relacionadas, que son 59 planteles.

La información fue recopilada el año pasado con los Estados Financieros Auditados año 2011 que fueron solicitados a las instituciones de educación superior y que fueron analizados por el Ministerio de Educación durante 2012. El propósito del encuentro es aportar con toda la información con la que cuenta el Mineduc para que la  fiscalía investigue, en el ámbito de sus competencias y amplias facultades, si pudiesen existir eventuales irregularidades en algunas de dichas operaciones.

“Como ministerio hemos revisado acuciosamente los estados financieros de todas las universidades y hemos detectado numerosas transacciones entre empresas relacionadas. Si bien estas transacciones no están prohibidas por la ley, le venimos a entregar esta información a la Fiscalía, con el fin de que se realice una revisión más profunda de los antecedentes. Nuestro objetivo es ofrecer tranquilidad a todas y todos los ciudadanos”, dijo Schmidt, quien agregó que “lo que no podemos permitir es que a través de esas transacciones se burle la ley y las universidades lucren. Eso es lo que tiene que determinar la Fiscalía”.

Por su parte, Sabas Chahuán señaló que “como fiscal nacional no había recibido información como la que está entregando la ministra. Los antecedentes no dan cuenta por sí mismos si hay delito, porque en Chile las universidades pueden tener empresas relacionadas, decir si eso es bueno o malo no corresponde a la Fiscalía. A la Fiscalía lo que sí le corresponde es averiguar si usando esa facultad que la ley le da, se está defraudando a alguien, o se está lavando dinero, o se está estafando o configurando algún delito, pero decirlo a priori no corresponde. Si hay o no delito, se va a decir en forma transparente, en el momento que corresponda”.

Actualmente, el Ministerio de Educación no cuenta con mecanismos para verificar la veracidad de lo declarado en los Estados Financieros ni tiene facultades para obligar a las instituciones a que le entreguen sus libros de contabilidad y el de sus personas relacionadas.

Es por esto que la titular de la cartera recalcó la importancia de avanzar en la aprobación del proyecto de ley que crea la Superintendencia de Educación Superior. “En ese sentido quiero recalcar que hoy día el sistema requiere de una supervisión por parte del Estado y por eso debemos insistir en avanzar a una Superintendencia de Educación Superior, para tener mucha mayor transparencia y fiscalización del sistema”, dijo la ministra Carolina Schmidt.