1- El weón

Nació y murió weón. Lamentablemente, cuando se es weón, es weona la familia entera. No eres tonto, puedes tener capacidad intelectual, pero hay una gran nube de ingenuidad que te impide detectar las malas intenciones y la viveza nacional tan desarrollada. Tu trauma de infancia es el miedo a los perros. Cuando chico, te defendía tu mamá en las peleas callejeras. En edad de merecer, te caga la mina/o. Podrías dar ternura, pero a la larga irritas.

2- El aweonao

El aweonao es el que tiene todo para triunfar: inteligencia, pinta, simpatía; pero por alguna extraña razón ancestral la caga, la caga y la vuelve a cagar. Sus errores ocurren en los momentos más impredecibles. Es poco confiado en su actuar, anda tan urgido por no decir o hacer mal, que obvio que meterá las patas al barro. Tiene una sombra negra sobre sí. “Está meado de gato”, dirán las viejas. Los amigos le comen a la hija.

3- El conchesumare

Es el clásico cara de raja. Su característica principal es el descaro. Todos saben que la cagó, él mismo sabe que la está cagando; pero llega, tarde, saludando con una sonrisa de que aquí no ha pasado nada. Al final, termina cayendo bien. Destaca en todos los cursos de colegio, universidad o pega, por su inigualable capacidad de flojera asumida y buena onda. Es un winner.

4- El culiao

Es el amigo que te caga, que no tiene escrúpulos ni pudor. Son malos de adentro, pero actúan en las sombras, disimulan su actuar siciliano. Vivaces bandidos urbanos. Te podis haber tomado un copete en la noche con él, y a la mañana siguiente ya te está haciendo una chanchá. Es tan pillo que no lo cachan; y si lo cachan, no hay condena. También es un winner, pero es muy mala persona y a la larga cae mal. Muere solo y triste.

5- El tonto

Aquí estamos hablando de un caso exclusivamente intelectual, de bajo coeficiente. Se trata de las personas que no entienden ni con peras ni manzanas. Sin embargo, puede haber amigos que sean muy vivos, despiertos, sobrevivientes de la pobreza y la soledad; sin necesidad que dejen de ser tontos. Es el clásico tonto pillo, del que te advierten en la familia. Consejo: no te confíes en el bajo coeficiente intelectual de quienes te rodean, pueden llegar inexplicablemente muy alto.

6- El sacowea

Es la suma de todos los males. Su rol en el grupo de amigos es el de la burla. “Puta que es sacowea” se le repite debido a su PERMANENTE actuar idiota. Su problema no es intelectual, ya que puede ser brillante. Su rollo es una disposición física, anímica y verbal de constante idiotez. Puede dar risa y provocar empatía, pero no llegará lejos en la vida. Bullying forever.