Tinariwen, el canto rebelde del norte africano: “Los fundadores de nuestra banda tomaron las armas para defender a su gente”

Vienen del desierto del norte de África y se han hecho famosos por su asombrosa mezcla de guitarras eléctricas con el folclor tuareg, su etnia originaria. Con un Grammy a cuestas, Tinariwen ha conseguido fama mundial y un buen lugar en la industria de la world music. Pero además, se han convertido en el altavoz de los tuareg, nómades del desierto, que llevan décadas soportando masacres y luchando por su independencia de Mali. Desde los 80’, esta banda anima a su pueblo a rebelarse a través de sus letras, e incluso, tres de sus fundadores dejaron las guitarras y tomaron los fusiles para combatir por su independencia. Con este mensaje a flor de piel, Tinariwen recaló en Chile por el Festival Santiago a Mil, realizando cuatro conciertos en Iquique, Antofagasta y Santiago. Hablamos con su bajista, Eyadou Ag Leche, sobre Chile, la lucha de su gente, sus influencias musicales y hasta de los Red Hot Chili Peppers. Esto es Tinariwen.

¿Qué opinión se llevaron de Iquique y Antofagasta?

Fue una sorpresa para nosotros tocar acá. No ser conocidos y de todas formas había mucha gente, comunicándose. Fue bonito.

Me decían que les gustó más Iquique que Antofagasta

Es que tocamos después en Iquique y siempre el día después es mejor que el anterior, así es la vida, jajaja.

El desierto, como figura, les interesa mucho. De hecho, Tinariwen, significa “desiertos” y ustedes vienen del desierto del norte de áfrica, ¿qué les pareció conocer el desierto de Atacama en este viaje?

Al bajarse del avión sentimos algo del desierto… fue extraño pero no nos sentimos extranjeros, fue bajar y sentir calma, como estar en nuestra casa. Es muy curioso que nuestra gira -que los llevará durante un año por Estados Unidos y Europa- empezara acá, en el desierto. Además, fue raro tener el desierto al lado del mar… nunca lo habíamos visto. Y la gente de acá, de Iquique y de Antofagasta al menos, parecieran tener algo de desértico, como nosotros. Nos sentimos en casa.

En Chile, casi no hay difusión para la llamada “world music”, ¿cómo recibió la gente su música?

Sorpresa también. La gente no sabía que esta música existía pero pegó, como pegamento. Fue mágico, al final, el sentimiento era de sorpresa, del público y de nosotros.

Canción del disco Tassili (2011) ganador del Grammy al mejor álbum de world music

Tinariwen y la independencia del pueblo Tuareg

Eyadou Ag Leche (37), fue bautizado con la música de Tinariwen. Allá, a finales de los años 70’, la banda se comenzaba a armar defendiendo con poesía las ideas de una resistencia armada de los tuareg contra Mali. Eyadou y el resto de los integrantes, son parte de un pueblo que ha tenido que sortear el exilio debido a la persecusión por parte del estado maliense. Tanto así que tres de los fundadores de Tinariwen -Ibrahim Ag Alhabib, Abdallah Ag Alhousseyni y Alhassane Ag Touhami- tomaron las armas décadas atrás para defender a su pueblo, en una de sus tantas rebeliones. Tras un enfrentamiento de décadas con el gobierno de Mali y miles de muertos, los tuareg fundaron su propio país en 2012 -Azawad- que no fue reconocido oficialmente y que tuvo que soportar –con su apoyo- una intervención militar francesa para detener el avance de los islamistas, que se habían hecho con el control total del territorio. Hoy, los tuareg de Azawad negocian nuevamente con Mali para oficializar su independencia.

¿Por qué es importante la independencia de los tuareg para ustedes?

Porque la libertad es importante para todo el mundo. Tú estás en el desierto, libre. ¿Cómo te van a quitar eso? Además, no hay desarrollo, no hay nada allá.

Su música, ¿es música de resistencia?

Nos consideramos como un altavoz de nuestro pueblo. De cierta manera, unos embajadores. Pero por lo mismo, nuestra música no sólo se centra en la resistencia del pueblo Tuareg -o tamaschek, como le dicen ellos-, habla también de la paz, del amor. Como somos ese altavoz necesario, y para que ese altavoz se pueda escuchar en todo el mundo, no hay que enfocarse sólo en la resistencia como idea.

De todas formas, algunos de ustedes pelearon contra Mali ¿no?

Sí, Ibrahim, Abdallah y Alhassane, todos fundadores de Tinariwen, tomaron las armas para defender al pueblo tuareg.

¿Cómo se les ve allá en Mali, o más bien en Azawad?

Políticamente somos importantes. De alguna forma, somos el altavoz de nuestro pueblo. Hace dos días el presidente de Malí dijo que estaba orgulloso de Tinariwen, que era una muy buena banda. Cosa que en realidad es una cuestión política, para atraer a más gente. Es bueno, pero no es muy genuino. Le servirá también para la comunidad internacional, qué se yo. Por ejemplo, para la visita del presidente francés a Mali, en el acto oficial pusieron nuestra música. Pura política, jajaja.

Los tuareg han sido reprimidos por el gobierno Mali desde antaño, ¿qué opinión tienen de ellos?

La política es muy débil allá. Ni siquiera se las puede arreglar con su pueblo… ¿cómo podría ocuparse de nosotros? (los tuareg). Es un gobierno fallido.

Actualmente, ¿viven en Malí a pesar de los conflictos?

Sí. Es que Malí es parte de nuestro país. Tienes el sur de Argelia, Niger, un poco de Libia, siempre nos vamos moviendo. No todos vivimos en la misma ciudad. Nos repartimos entre Kidal (Mali, o actualmente Azawad) y Tamanarazeth, al sur de Argelia, que es como una especie de capital de los tuareg. Vivimos entre estos puntos. Hay fronteras, claro, pero podemos vivir un día aquí y otro allá.

En 2012, el Movimiento por la Liberación de Azawad, un movimiento tuareg, consiguió -aliado a los islamistas, aunque después se enfrentaron- crear Azawad, una nación para su pueblo, aunque no ha sido reconocida oficialmente. ¿Es eso un logro real para ustedes?

Sí, seguro que sí. Imagínate, los tuareg no son libres desde la colonización francesa. Y si hoy está la oportunidad de tener un país libre, claro que estoy orgulloso.

Eyadou Ag Leche, bajista de Tinariwen

 

Tinariwen, el blues y Los Red Hot Chili Peppers

Su increíble mezcla de guitarras eléctricas con la música tradicional de los tuareg, le han valido la fama mundial, un Grammy y largas giras en Europa y Estados Unidos. En su última producción -“Ammaar”, aún no publicada- grabaron en California con el guitarrista de los Red Hot Chili Peppers, y Eyadou cuenta que Flea -el extravagante bajista de los californianos- le regaló el bajo con el que toca actualmente en sus conciertos.

El guitarrista de los Red Hot Chili Peppers grabó con ustedes en Ammaar, su próximo disco. ¿Cómo los conocieron?

Los Red Hot Chili Peppers escucharon nuestra música y nos invitaron a tocar con ellos un día -en Los Ángeles, California. Incluso el bajista -el extravagente Flea- me regaló su bajo, con el que toco ahora en el escenario. Y, gracias a la música, ahora somos muy buenos amigos.

La prensa mundial los ha calificado como “blues africano”. ¿Es tan así la cosa?

Hablando de influencia, nuestra música es azuf. Es como blues, pero no es blues, es mucho más nostálgico, pero además puede ser la fiesta. Se parece a la “saudade” de los brasileños, es algo que ellos no pueden explicar y nosotros tampoco. De todas formas, las notas y la onda de nuestra música proviene de lo azuf, la gente dice que tiene una vuelta blues, pero no, es el azuf.

¿Y las guitarras, de dónde salen?

Originalmente tocábamos con el tardahen, un instrumento que parece una guitarra pero tiene tres cuerdas, y también con una piedra que tú tocas y salen notas musicales. Pero no tocábamos con las notas de acá, sol, fa, etc, sólo estaba el azuf. Respecto a las guitarras, Ibrahim, -fundador de la banda-, un día tomó una lata, un pedazo de madera, una cuerda y se hizo su propia guitarra. Además, fueron necesarias porque necesitábamos echar el mensaje más lejos, como un altavoz, más allá.

Su último disco fue grabado en Estados Unidos, en el desierto de California, ¿qué les pareció esa experiencia?

Es gracioso porque es un desierto donde hay mucha gente. Hay autos, aire acondicionado, jajaja. Donde nosotros vivimos no hay nada de eso.

¿Qué se viene para Tinariwen de acá en adelante?

Pues bueno, en febrero sale el nuevo disco y tenemos 150 conciertos durante todo el año. En junio y en septiembre pararemos, pero estaremos viajando todo el 2014, por Europa y Estados Unidos principalmente. Ahora vamos a Italia y después a India.

The Clinic Newsletter
Comentarios