Vía Marcianos

 

1. Asia, cuidado con la risa.

sonrisa

Si estás acostumbrado a reírte a carcajadas, quizá debas reservarte al momento de expresar tu alegría en el continente asiático.  En países como China, Japón y algunos otros, se considera de muy mala educación mostrar los dientes al reír o sonreír. Las mujeres que no cubren su boca con la mano mientras ríen actúan de manera inadecuada.

 

 

2. Balcanes, Sí y No.

Si planeas visitar los Balcanes, debes permanecer atento a la hora de responder a cualquier pregunta. En sitios como Bulgaria, Macedonia y Albania, por ejemplo, nuestra señal de afirmativo (asintiendo con la cabeza arriba y abajo) significa “no”. Y lo contrario también aplica: nuestra señal de negativo (girar el rostro de lado a lado) quiere decir “sí”… ¿Entendido? ¿No? ¿Sí?

 

3. Corea, Death Note.

ojo rojo

Si no quieres ser visto como un potencial asesino, evita a toda costa llevar lapiceros rojos en Corea. Este color tiene muchos significados en aquel país, sin embargo, no utilices tinta roja al escribir el nombre de una persona viva. El rojo se asocia con la muerte en algunos países asiáticos (de la misma forma que el color negro en muchos países occidentales) y se utiliza para registrar el nombre de una persona fallecida en el registro de la familia o en los avisos de funerarias para ahuyentar a los malos espíritus.

 

4. Corea del Norte, cuida tu espalda.

Si alguna vez tienes la suerte se estar de visita en Corea del Norte, notarás que las casas siempre están decoradas con los retratos de Kim Il-sung y Kim Jong-il, exdirigentes de aquel país. Y esto se debe a una tradición que ordena a nunca darles la espalda a estos líderes, así que es mejor que cuides para donde volteas.

 

5. Egipto.

sal

Si en Chile el sólo hecho de pasar un frasco de sal puede significar un augurio de mala suerte, en Egipto derramar sal al piso puede traducirse como un gran insulto. Para aquellas personas que gustan de ponerle un poco más de sal a sus comidas, sepan que si hacen esto en la casa de un egipcio, el pensará que su invitado encontró la comida desagradable y puede quedar ofendido.

 

6. Hungría, ¡salud!

Si tienes la intención de comer en Hungría, debes saber que un brindis no es una tradición muy bien vista allí. Y esto se debe a que en el año 1848, durante la revolución húngara, los austriacos ordenaron la ejecución de 13 generales de Hungría y celebraron tal hazaña con un pomposo brindis. Evidentemente, esto se tradujo como un insulto directo hacia a los húngaros, que hasta nuestros días ven al brindis como un acto ofensivo.

 

7. Rusia, no apto para aprovechados.

metro rusia

Si llegas a subirte al metro en Rusia y encuentras algunos asientos vacíos, asegúrate de que no estén reservados para personas discapacitadas, enfermos o madres con hijos. Cuando un pasajero que no encaja en ninguna de las condiciones anteriores ocupa un asiento especial, seguramente recibirá algunas miradas acusadoras e incluso puede ser expulsado del asiento.

 

Sigue leyendo más aquí