El coordinador nacional de Educación 2020, Mario Waissbluth, expresó que si bien la educación superior debe ser “a la larga” un derecho social garantizado, a su juicio lo que “urge mucho más”, según las necesidades del país, es el derecho a la educación preescolar y escolar gratuita.

“Sería un error financiar hoy en un 100% el derecho a la educación universitaria gratuita, antes de resolver los agobiantes problemas de salud, la pobreza extrema o los trescientos mil cupos faltantes en educación inicial”, dijo en una columna en el El Mercurio.

En la misma linea, el ingeniero civil señaló estar “convencido” de que “la gratuidad total en educación superior queda al final y no al inicio de este camino, y por cierto, comenzando por la educación técnico-profesional antes que la universitaria”.

“Urge más poder subir las tristes pensiones mínimas, terminar con los campamentos, con las inmorales condiciones de las cárceles y los hogares del Sename. Urge más mejorar la atención de la salud pública que sirve a trece millones de chilenos. Urge más entregarle mil pesos diarios al quintil más pobre, lo cual mejoraría en 25 por ciento sus indignos ingresos”, detalló.