Luego de los cuetionamientos que salieron el fin de semana contra Sergio Galilea por una investigación de Contraloría sobre los bonos Chaitén cuando era intendente de Los Lagos, el futuro subsecretario de Obras Públicas asegura que tiene los papeles limpios.

Entrevistado por El Dínamo, Galilea explicó que salió exculpado de las investigaciones de Contraloría en agosto de 2010.

En la misma línea, el ex intendente de Los Lagos señaló que “si hay algo de que me enorgullezco es de mi labor en Chaitén, en donde sacamos a 1200 familias en menos de 24 horas”.

La futura autoridad detalló que su labor en la asignación de subsidios, los llamados “bonos Chaitén”, fue declarada como “impecable” por la Contraloría, asumiendo que son normales las críticas en esta época.

A dos semanas de asumir en como número dos de Obras Públicas, Galilea dice que no tiene temor aunque “espero no tener enemigos en la Nueva Mayoría, pero nunca está libre de eso”.