“Profunda preocupación y molestia” expresan los rectores de las universidades tradicionales privadas frente a las declaraciones recientes del ministro Nicolás Eyzaguirre, en torno al trato preferente que tendrían las instituciones estatales en la reforma educacional.

En una carta al director de El Mercurio, los representantes de La Red de Universidades Públicas no Estatales, -conocida como G9-, califican como “la frase más desafortunada e inaceptable” del secretario de estado la siguiente: “las universidades estatales son aquellas que representan el lugar donde se construye la cultura, donde se construye el futuro, donde se construye el pensamiento, en el que el mandante es el conjunto del país”.

“Rechazamos con fuerza las declaraciones expresadas esta semana por el ministro, por no reconocer la historia, la realidad actual y no ir acorde al desarrollo del país. Estas posturas desconocen que la variedad de nuestro sistema de educación superior garantiza la libertad de enseñanza, y es un aporte vital al país”, señalan los rectores liderados por Ignacio Sánchez, de la Universidad Católica de Chile.

“La red G9 reúne a instituciones que en su mayoría reciben a estudiantes de una amplia procedencia socioeconómica y escolar y con un alto índice de vulnerabilidad. Recibimos un aporte estatal desde nuestros orígenes, basado en la investigación y en los proyectos docentes prioritarios para el país”, detallan.

“El bien público es lo que marca la misión de nuestras instituciones. Desde hace más de 125 años, el sistema de educación superior no estatal ha sido parte fundamental del desarrollo universitario que podemos observar hoy, con varias de sus instituciones reconocidas a nivel internacional, agregan.