El economista José Ramón Valente, director ejecutivo de Econsult y colaborador en los comandos de Laurence Golborne y Evelyn Matthei, se volvió viral cuando en diciembre de 2013, en una entrevista en CNN en la que hablaba de los beneficios de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), fue requerido sobre su situación previsional y confesó que no cotizaba. Aún no lo hace.

-Soy empresario. Los empresarios no cotizan y los empleados sí, pero bueno, al menos yo, con lagunas y todo, sé donde estoy afiliado, en cambio la Presidenta, cuando le hicieron esta misma pregunta, a raíz de esta polémica, dijo que cotizaba en Bansander, una AFP que desapareció hace cinco o seis años atrás-, explica antes de comenzar explayarse sobre su férrea oposición a la Reforma Tributaria.

-Esta reforma tiene el potencial de disminuir la capacidad de ahorro y el ahorro es clave para inversión y el crecimiento. Eso a mi juicio es relevante para el bienestar al cual pueden optar las nuevas generaciones.

¿Es tan así? En Latinoamérica el impuesto a las empresas es bastante más alto que el 25% en que va a quedar en Chile, ronda el 30%.
-Los países que tienen impuestos más altos en Latinoamérica son Argentina y Brasil. Brasil no crece al más del 2.5% y Argentina tiene impuestos altos, pero la evasión es altísima. No son países a los que uno se quiere parecer.

Los economistas siempre ponen como ejemplo a Perú y el impuesto en Perú es de 30%.
-Sí, pero a la vez los salarios y la tierra en Perú es mucho más barata, entonces las empresas terminan siendo competitivas a pesar de esos impuestos altos porque es a costa de pagar menos. Tampoco queremos eso.

-¿Y qué se supone que queremos?
-Chile tiene un sistema bastante único e ingenioso de incentivo al ahorro. Los países requieren, para no depender de las potencias internacionales, ser capaces de generar sus propias fuentes de financiamiento. Y Chile lo ha logrado en los últimos 30 años por dos elementos: el sistema de AFP y el incentivo al ahorro que es el FUT, y uno de esos sistemas lo queremos eliminar a través del FUT. Eso significa que los recursos de la Reforma Tributaria se van a sacar de dineros que se ahorran, no de dineros que la gente esté gastando. No vas inhibir la buena vida de las personas de altos ingresos, vas a inhibir el ahorro que aporta el crecimiento. Si hay algo que aportan los empresarios exitosos al resto de la sociedad es que parte de su éxito empresarial no se lo consumen ellos, lo ahorran y eso beneficia, a través de la inversión al resto.

¿El chorreo?
-Eso es despectivo. No es chorreo. Hay riqueza que se genera por una inversión, por emprendimiento, porque un tipo le achuntó y tuvo suerte, porque nació privilegiado, pero independiente de ese origen, el empresario no se gasta toda la plata,y al ahorrarla beneficia al resto de la sociedad porque se crean nuevos empleos, por ejemplo. Entonces la reforma tributaria va al final en contra de lo que la gente quiere. Porque lo que la gente quiere es que quienes han tenido más suerte o más inteligencia, que les ha ido mejor, coopere con el resto de la sociedad. El FUT permite que el que le ha ido mejor, coopere con el resto de la sociedad.

No ha resultado mucho eso que dices, porque Chile en el ránking OCDE es el país más desigual.
-Sí ha llegado, lo que pasa es que tu comparación es errada porque los únicos países no ricos de la OCDE son Chile y México, entonces comparemos con el resto de Latinoamérica.

Ahí estamos en el promedio y eso que supuestamente somos, como país, más ricos.
-No estoy defendiendo la desigualdad. Lo que digo es que si se elimina el FUT va a empeorar la desigualdad en Chile, porque la reforma es un mal instrumento.

CAMBIO ESTRUCTURAL

¿Qué crees que va a pasar con la Reforma? La oposición empresarial ha sido fuertísima.
-El gobierno salió elegido por una mayoría bastante amplia y en su programa el Gobierno propuso una reforma de estas características, entonces con toda razón se sienten empoderados para llevarla acabo. Esta reforma va a existir, pero eso no quita que yo siga diciendo que es una mala reforma.

Esta reforma no toca el sistema integrado de impuestos que según algunos analistas es clave. ¿Tú estás por modificarlo?
-El sistema integrado es bastante ingenioso y sano. Trataría de no tocarlo.

Le escuché a alguien que tiene una empresa mediana que la Reforma no le afecta porque lo que dejará de ganar como empresa lo recuperará con la rebaja al impuesto a la renta. Parece que la reforma no es tan revolucionaria.
-La rebaja al impuesto a la renta es de 40 a 35%. Mi tema no es con esa ganancia de las personas es que las empresas cuenten con los recursos disponibles para seguir invirtiendo. Si una persona quiere gastarse todo lo que ha ganado, no tengo problema en que el impuesto sea alto, mi punto es que están penalizando el ahorro que beneficia a todos.

No crees que el Estado puede disponer de esos fondos que dejan de ahorrar los grandes contribuyentes para beneficiar a todos con una mejor Educación, por ejemplo.
-La reforma educacional es necesaria, se requieren más recursos. Del contenido del proyecto educacional no sabemos nada, sabemos apenas fragmentos. Pero sí sabemos algo: que no necesita los $8.200 millones porque Educación 2020 ya nos ha dicho que se requiere sólo $800 millones adicionales por año y lo que ha dicho el Gobierno es que requiere 1.5 puntos del PIB que es la mitad de la Reforma Tributaria. Si tú me dices que se requiere mejorar la Educación, sí, estamos de acuerdo. Para eso no es necesario eliminar el FUT porque es un buen instrumento.

¿Qué se podría hacer a tu juicio?
-Hay temas de evasión y de elusión que sí puedes atacar y que representan un colchón de recursos bastante grande. Por ejemplo, si se obliga al uso de factura electrónica aumenta la recaudación en al menos US $600 millones al año; si en vez de eliminar el FUT lo perfeccionas para aquellos no están ahorrando no reciban el beneficio se puede recaudar US $500 millones más. Ahora, si yo como Estado hoy tengo US $60.000 millones que le pido a la sociedad, primero debo ver si lo gasto bien. Hoy existe un 7% de gasto que está mal ejecutado de acuerdo a la propia información que tiene el fisco, pero cuando se quiere cortar un programa mal ejecutado siempre aparece alguien a quien le sirve para captar electores.

¿No es ideológica la oposición a cambios tributarios? Cuando Aylwin subió los impuestos también hubo una alerta generalizada, y el crecimiento igual fue alto en su periodo.
-No puedes sacar esa conclusión. El crecimiento fue alto, pero por otras razones, porque Chile se volvió democrático, hubo flujos de dinero…

-Ya, pero el país en cifras de crecimiento anduvo bien, ¿o no?
-Creció igual, pero las condiciones han cambiado radicalmente. Aquí se está haciendo además una reforma que a diferencia de la de Patricio Aylwin está yendo a la médula del modelo de crecimiento, que es la disminución del ahorro. El 90 no se eliminó el sistema del 84, se subieron las tasas sin alterar el esquema.

¿Ahora se altera el esquema?
-Sí, se cambia estructuralmente y eso va a tener efectos negativos para los chilenos.

¿Para qué chilenos? ¿Todos o lo de mayores ingresos?
-A todos, porque están sacando la plata de la inversión, de los dineros que los accionistas de las empresas no lo usan en viajes, no lo usan en consumo. Son dineros de financiamiento de empresas.

Asumiendo que se ahorra, porque no se sabe tampoco cuál es el nivel de elusión.
-Hay elusión, está sobredimensionada, pero existe. Hay que eliminar esas prácticas, pero mayoritariamente el FUT ha servido para tener capital y eso se está poniendo en jaque.

En términos concretos, ¿qué se teme?
Hay una discusión entre analistas. Ahora Felipe Larraín y Rodrigo Cerda han calculado el efecto de esta reforma: entre medio punto y un punto porcentual de menor crecimiento, entonces estamos hablando de algo bien grave porque representan el beneficio anual del sistema de AFPs, por ejemplo, entonces si tú dejas de crecer al 5 para crecer algo 4 y luego al 3, esa es toda la diferencia de salir o no de la pobreza para una familia.