Reformas del gobierno: partidos de la oposición distancian sus posiciones y Escalona advierte sobre “saltar al vacío”

Entre las medidas que impulsará el gobierno de Michelle Bachelet durante sus primeros 100 días de administración se encuentran tres ejes fundamentales: tributaria, educacional y electoral. Estas, que modifican consistentemente el panorama actual, han obtenido diversas reacciones desde todos los sectores de la política.

Una de estas, la reforma electoral, provocó un quiebre en la Alianza. Si bien desde Renovación Nacional celebraron que la Unión Demócrata Independiente se abriera a la posibilidad de modificar el sistema binominal, la postura que han dejado ver antes del debate provocó críticas.

“Usted sabe por qué (en la UDI) son tan fuertes… Lo voy a decir yo: el sistema binominal subsidia, subsidia al que saca un voto más dentro de cada coalición. La diferencia en diputados (entre RN y la UDI) no dice relación con la diferencia en votos”, disparó el candidato a la presidencia de RN Cristián Monckeberg.

Para Patricio Melero, presidente de la UDI, el que RN no acepte “vetos” respecto de estas reformas tiene como fin el “intento de posicionarse con algún grado de diferencia” de su partido.

“Es legítimo, pero no puede traducirse en que terminemos aprobando o favoreciendo una agenda legislativa inconveniente para el país”, aseguró Melero, quien llamó a “enfrentar unidos las reformas”, asegurando que “aquí no hay vetos, ni imposiciones, sino una invitación de reciprocidad a trabar en conjunto frente a un adversario más frente y unido”.

En un día en el que se dio a conocer la encuesta Adimark, en la que la desaprobación de Michelle Bachelet subió en 12 puntos, también salió Juan Antonio Coloma a comentar estos resultados y relacionarlos con otra de las reformas del gobierno.

“En la encuesta de hoy hay señales importantes. Una muy importante; la reforma tributaria se cobro su primera víctima y la primera víctima es la Presidenta Bachelet”, aseguró Coloma, quien luego agregó que “podemos decir con certeza que los sectores medios y populares captaron perfectamente que la reforma tributaria no beneficia a Chile, sino que implica aumento de los costos de las cosas, pérdida de empleo y perdida de inversión”.

Similar análisis hizo la diputada del movimiento Amplitud, Lily Pérez, quien aseveró que “la reforma Tributaria está mal hecha, la clase media y las pymes son las que más se ven afectadas, por esa razón no es casualidad que el actual Gobierno, representado en su figura máxima, la Presienta de la República, esté aumentando tan sustantivamente su nivel rechazo”.

Desde el oficialismo, el que sacó la voz fue Camilo Escalona. Desde un encuentro académico realizado en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, el ex ministro advirtió que “el país tiene que evolucionar sin saltar al vacío” respecto a las reformas que el gobierno ha enviado y enviará al Congreso.

“Las naciones que no tienen un sistema político estable, legitimado, un Estado flexible, dúctil, no son capaces de resolver su desafío. Dicho de otra manera, la inestabilidad del sistema político conduce al retroceso de las naciones” dijo Escalona, quien luego complementó diciendo que “el debilitamiento y el descontrol, la inestabilidad, sólo favorecen a los más poderosos, no a los débiles, no a las mayorías. El desajuste y el desbarajuste del sistema político conducen al fortalecimiento de los que más poder tienen, y no a la ampliación de la participación económica y social de los que menos poder tienen a lo largo de su existencia”.

“Yo entiendo que los dirigentes políticos no somos oráculos, no somos adivinos. Pero tampoco podemos ser personas que piensen exclusivamente en la clientela electoral y cómo satisfacer la cuña radial o televisiva del día”, aseguró el ex parlamentario.

The Clinic Newsletter
Comentarios