Macaya y ofensiva de diputados UDI en contra del aborto: “no hay que pisar el palito”

El secretario general de la UDI argumentó que si bien los parlamentarios representan la visión del partido de que no es adecuado legislar sobre el aborto aún en casos excepcionales, la visión en la dirigencia es que el tema ha sido puesto en agenda como un elemento distractor. “Como directiva creemos de verdad que el Gobierno ha puesto el aborto como distractor para desviar la atención de las reformas tributaria y educacional y creo que no hay que pisar el palito que está poniendo el Gobierno para desviar la atención”, adujo.

Marcha Aborto 02
Días antes de que algunos parlamentarios de la UDI –entre ellos Jacqueline Van Rysselberghe y Juan Antonio Coloma-, entregaran ayer una carta en La Moneda a la Presidenta Michelle Bachelet pidiéndole que Chile rechace una serie de observaciones pro aborto que naciones europeas manifestaron en el Examen Periódico Universal de DDHH, la directiva gremialista se enteró de la ofensiva que choca con la definición estratégica de la cúpula partidaria de concentrar los esfuerzos en las reformas Tributaria y de Educación.

De hecho, mientras “la Coca” enfatizaba en las afueras de Palacio su radical rechazo a la interrupción del embarazo en cualquier circunstancia, el secretario general del partido, Javier Macaya, participaba en San Fernando de un debate sobre los cambios que promueve la administración bacheletista en Educación, acorde con la decisión adoptada por la dirigencia y refrendada por la Comisión Política de poner en el eje del debate los proyectos que apuntan a cambios estructurales.

Esta determinación fue anunciada hace unas semanas por el ex ministro de Interior, Andrés Chadwick quien, en entrevista con The Clinic Online, se refirió a que la colectividad necesita mayor apertura y a que la agenda valórica no puede ser lo más representativo del gremialismo. “Somos un partido político, no una capilla de un movimiento religioso”, dijo en la ocasión.

La línea trazada por el coronel es la misma que adoptó el grupo liderado por Ernesto Silva que busca que la UDI se sacuda el estigma de ser una tienda ultraconservadora y se acerque a un modelo similar a la centro derecha europea. Por lo mismo, hace una semana se estableció, por ejemplo, que la directiva no iba a participar de ninguna marcha antiaborto, pero sí de cualquier manifestación de defensa de la educación subvencionada.

La determinación táctica no tiene, sin embargo, un correlato parlamentario, según Macaya porque “que nosotros hayamos definido como directiva, como línea estratégica, concentrarnos es las reformas tributarias y educacional, no es contradictorio con que parlamentarios que tienen mayor sensibilidad ya sea en temas ecológicos o valóricos puedan expresar sus pensamientos en estos temas que para ellos son relevantes en ejercicio de su libertad”.

En este contexto argumentó que si bien los parlamentarios representan la visión del partido de que no es adecuado legislar sobre el aborto aún en casos excepcionales, la visión en la dirigencia es que el tema ha sido puesto en agenda como un elemento distractor.

“Como directiva creemos de verdad que el Gobierno ha puesto el aborto como distractor para desviar la atención de las reformas tributaria y educacional y creo que no hay que pisar el palito que está poniendo el Gobierno para desviar la atención. Por eso como directiva nos hemos enfocado en las grandes reformas”, apuntó.

The Clinic Newsletter
Comentarios