Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

13 de Agosto de 2014

Los dueños de Falabella: del Cumbres al Nido de Águilas

En medio del debate sobre la necesidad de una profunda reforma Educacional, The Clinic Online indagó en qué tipo de educación escoge para sus hijos la élite del país y cómo en esta elección se replica, tal como ocurre con los ingresos según la OCDE, la enorme brecha que tiene al país como líder en desigualdad. En el caso de los Solari Falabella, una de las ramas de la cuarta generación se educa en el Nido de Águilas. Considerando los valores actuales, desde kinder a cuarto medio, un niño en el Nido implica un pago de más de $102 millones. En un niño en jornada escolar completa, el Estado habrá invertido en ese mismo periodo $8 millones. La diferencia es de 1275%.

Por
REINALDO


Con apenas 21 años, Felipe Rossi Heller, estudiante de Ingeniería comercial en Universidad del Desarrollo y nieto de Liliana Solari -la fundadora de la family office Bethia, con participación en Falabella, Lan, Gen, Mega, Aguas Andinas, Clínica Las Condes, Isapre Colmena, el Club Hípico, etc-, ya tiene acciones a su nombre en la amplia gama de empresas familiares.

El joven heredero, hijo de la empresaria y técnico agrícola, Andrea Heller Solari, es, de todos los miembros del clan familiar, el políticamente más activo. Mientras el resto del grupo no hace gala de sus preferencias -aunque según consignó Ciper el año pasado el directorio de Falabella Retail S.A. acordó donar hasta $80 millones para las elecciones presidenciales y parlamentarias y Sodimac S.A, hasta $196 millones-, Rossi Heller ostenta en twitter y facebook su admiración por el dictador Augusto Pinochet.

Para la conmemoración de los 40 años del Golpe de Estado, escribió en esta última red social, abierta al público, “gracias mi general por liberarnos del marxismo y no ser como Cuba”, y, frente a los comentarios que lo encaraban por las violaciones a los derechos humanos, replicó que los detenidos desaparecidos en realidad estaban vivos en el extranjero. En twitter, en tanto, posteó un retrato del militar.

cuadropinochet

El muchacho pinochetista forma parte de la cuarta generación de los Solari-Falabella, el tercer grupo económico más rico de Chile. Según el ranking Forbes, ocupan el lugar 663 en la lista general con una fortuna estimada de US$ 2.600 millones.

Rossi Heller se educó en el Saint Gaspar College de Ñuñoa que “desde el mensaje de Jesucristo, busca formar personas íntegras, capaces de participar de forma crítica en la construcción de una humanidad nueva”.

El establecimiento, católico, tiene una matrícula de 830 alumnos y un promedio de alumnos por curso de 20 a 33. Según el ránking Qué Pasa sobre los Mejores colegios de la última década en la PSU, el Saint Gaspar ocupa el lugar 48 y tiene 96 profesores, 40 de ellos con posgrado. Tiene, también, 31 talleres y una infraestructura de 15.444 m2 de terreno , de los cuales 7.751 m2 están construidos. Cuenta con 2 multicanchas, parque, gimnasio, 6 laboratorios, sala audiovisual, casino, enfermería, biblioteca, capilla, oratorio y salas de computación, música, artes, tecnología y juegos de rincón.

La cuota de incorporación varía entre $ 420 mil a $ 580 mil, la matrícula anual es de $ 235 mil y la mensualidad de $ 250 mil. En la prueba Simce 2013 en los octavos básicos, el colegio tuvo un promedio de 301 puntos en lenguaje y 335 puntos en matemáticas.

En la escuela particular subvencionada Emanuel 49 de Puente Alto, donde se educó Alexis (21) –un joven que en 2008, con sólo 14 años, mató a tiros a un adolescente-, el promedio del último Simce en ese nivel en 2011, antes de perder el reconocimiento oficial del Mineduc en 2012 y ser cerrado, fue de 196 en lenguaje y 208 en matemáticas.

Alexis es hoy jornalero de la construcción y gana el sueldo mínimo ($225 mil). Cuando cometió el crimen, trabajaba para los narcotraficantes de su población porque dos años antes su padre había caído preso y le tocó hacerse cargo del sustento familiar. Felipe se prepara para asumir parte de la conducción de las empresas de su clan que también tienen incidencia en el sector inmobiliario a través de Titanium.

fotofalabella

LAS TRES RAMAS DE LA FORTUNA

En un día común, un chileno promedio puede vincularse de distintas formas al clan Solari Falabella: Si compra algún producto en Falabella o Sodimac, si vuela por Chile o al extranjero en Lan, si abre una botella de vino de la Viña Indómita, si sintoniza Megavisión, si se atienda en la Clínica Las Condes o está afiliado a Colmena, si paga una cuenta en Aguas Andinas, si asiste a un partido de la Universidad de Chile o de la UC, si un familiar fallece y opta por el Parque del Recuerdo, está aportando a la fortuna familiar que fue construida de a poco y que se inició con una sastrería que instaló en 1889 el inmigrante italiano Salvatore Falabella.

En los años’30, la tienda se expandió. Alberto Solari Magnasco, esposo de una de las nietas de Salvatore, Eliana Falabella, incorporó prendas para mujeres y los artículos para el hogar. Los Solari Magnasco eran 10 hermanos. Los más activos en los negocios fueron Antonio y Reinaldo, y dos sobrinos de ambos: Juan Cúneo Solari, hijo de Marietta Solari; y Sergio Cardone Solari, hijo de Ginnetta Solari. De ellos descienden los principales controladores del grupo.

Alberto Solari y Eliana Falabella tuvieron tres hijas:

Liliana (74), María Luisa (72) y Teresa Matilde (69). Las tres estudiaron primero en el Liceo Paulina Von Mallinckrodt de Providencia (monjas alemanas). En este establecimiento la mayoría de los apoderados han declarado tener entre 11 y 12 años de escolaridad y un ingreso del hogar que varía entre $380.001 y $680.000. Luego pasaron al colegio Dunalastair.

En el ránking Qué Pasa el Dulanastair ocupó el lugar 88. Actualmente tiene 48 talleres, una cuota de incorporación de 60 UF ($1.640.000), una matrícula anual de 8,5 UF ($204 mil) y una mensualidad de 14,5 UF ($348 mil).

zalo-Reyes-01


Ninguna de las hermanas Solari Falabella tuvo estudios superiores y responden a una élite económica sin influencia y más estridente que los Matte. Las tres, por ejemplo, son fanáticas de la hípica y habituales de la Copa del Mundo de Dubai. También son amigas, según publicó La Nación, de Zalo Reyes, el Pollo Fuentes y Checho Hiranes.

El octogenario Reinaldo Solari, tío de las hermanas Solari Falabella, estudió en el Colegio Don Bosco y después, en el Liceo de Iquique. Posteriormente estuvo en el internado Nacional Barros Arana y luego ingresó a ingeniería comercial en la Universidad Católica.

Sobre él, Liliana comentó a El Mercurio que “es como mi papá. Llegó a vivir con nosotros cuando entró a la universidad, jovencito y al revés de todo el resto de los Solari, yo le digo que salió alemán, no sé a quién. Nos llevaba a esquiar, a hacer gimnasia. Vivió con nosotros hasta después que nos casamos nosotras. Nos ayudaba con las tareas de matemáticas, tenía el ojo a qué hora llegábamos. Nos exigía en los estudios. Yo creo que él nos tomó casi como hijas. No se casó hasta que nos casamos las tres”.

Cuando se casó, lo hizo con Vinka Donaggio con quien tuvo tres hijos Piero (45), Sandro (44) y Carlo (42).

Los hermanos estudiaron, al igual que la mayoría de los Luksic, en The Grange School, cuyo costo hoy es de 2 UF ($48 mil) la postulación; 11 UF ($264.000) la matrícula; 150 UF ($3.600.000) la cuota de incorporación; y 216 UF ($5.184.000) la mensualidad, pagadera en 10 u 11 cuotas. Los tres siguieron después su carrera en la Universidad Católica y tienen posgrados.

Piero se tituló de Ingeniero Civil Industrial y luego realizó el MBA Sloan School of Management del MIT que tiene un costo de $70 millones. Sandro es ingeniero civil industrial químico y tiene el mismo MBA de Piero. Carlo también es ingeniero civil industrial y tiene un MBA de Wharton.

Juan Cúneo (82) siguió la misma ruta que su tío Alberto: se educó en el liceo fiscal, luego en el internado Barros Arana y después estudió Ingeniería Comercial en la Universidad Católica. Se casó con Joanna Queirolo con quien tuvo dos hijas: Paola (49) y Giorgianna (43), quienes estudiaron en el Colegio Universitario Inglés de Providencia.

Paola es Ingeniero Comercial, licenciada en Ciencias de la Administración de Empresas de la Universidad de Chile, MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez y de la Universidad de Deusto, y actualmente es directora de Falabella Retail. Giorgianna es publicista de la Universidad del Pacífico y está a cargo de las viñas.

Según el “Panorama de la Educación 2013” de la OCDE, en Chile, los adultos entre 25 y 64 años con educación superior reciben un salario 160% superior que quienes no poseen esta preparación. Las hijas de Juan Cúneo forman parte de esa élite privilegiada tanto por la educación como por la herencia: toda la tercera generación está inmersa en la amplia red de intereses del grupo.

LOS HIJOS Y NIETOS DE LILIANA

CARLOS HELLER SOLARI

Bethia, uno de los holding más activos del país, debe su nombre a una yegua que fue campeona de Chile, ganó clásicos en Estados Unidos, y que murió calcinada cuando se incendió un trailer en que la transportaban entre hipódromos. Bethia -la sociedad de inversiones, no la yegua- nació en 1987 y es el brazo de Liliana, la mayor de las Solari Falabella quien se casó tres veces, primero con Agustín Heller, luego con Gonzalo Rojas Lewin y posteriormente con Guillermo Gatica Astaburuaga.

Con Heller tuvo dos hijos: Carlos (52), técnico agrícola del Inacap y vicepresidente de Azul Azul (es su principal accionista con un 39% de la propiedad); y Andrea (50), técnico agrícola, directora de Bethia e inmobiliaria Titanium, presidenta de Viña Indómita y dueña de un haras de finas sangre de carrera en Casablanca. También crió como propio a Gonzalo Rojas Vildosola (53) ingeniero comercial de la Universidad de Santiago y MBA de la Adolfo Ibáñez, .

El colegio escogido por Liliana para sus hijos fue el Craighouse, que en el ránking Qué Pasa ocupa el lugar 45. Es bilingüe y mixto, tiene un promedio de alumnos por curso de 20 a 29. La cuota de incorporación hoy es de 150 UF ($3,6 millones); la matrícula de 7 UF ($280 mil) y la mensualidad 18,03 a 19,63 UF ($432.720 y $471.120).

En Chile, según la encuesta Casen 2011, el 10,3% de los trabajadores gana el sueldo mínimo (hoy de $225 mil). La colegiatura del Craighouse es el doble de este monto.

Andrea MOlina 03


Rojas, ex marido de la diputada Andrea Molina y uno de los principales ejecutivos de Bethia, se educó en el colegio Manquehue que tiene una cuota de incorporación de 66 UF ($1.584.000) , una matrícula de 10,2 UF ($244.888) y una mensualidad de 12,25 UF ($294 mil). Rojas tiene tres hijos, dos de su primer matrimonio (Antonia, que ya es universitaria, y Felipe) y una niña, Laura, con Molina.

Para sus retoños mayores, Rojas eligió el Saint George, mixto y católico, que tiene 2.635 alumnos, 230 profesores, 53 de ellos con posgrado y más de 70 talleres. La mensualidad es de 14,47 ($347.280).

Carlos Heller educó a sus tres hijos en el Colegio Alemán de Los Ángeles, que tiene una mensualidad de $ 122.270 a $ 205.920. El mayor, Pedro, es técnico agrónomo y está a cargo de Deportes Iberia, un club de fútbol de los Ángeles, y Ancali, el brazo agrícola del grupo Bethia.

Los hijos de Andrea Heller son Felipe Rossi (21), quien pasa las vacaciones en Tahití y conduce un Mercedes A45 (cuyo precio base bordea los $28 millones); y Paola Barrera (29). Ella es ingeniero civil industrial y Magister en Gestión de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez. Trabaja como ingeniero de proyectos en Bethia y en la fundación Stuka, creada por su madre y que rescata perros de las calles.

paola barrera heller


En su perfil en twitter Paola se define como AnimalLover y anticomunista, como su hermano Felipe. En la red cuelga fotos de Camila Vallejo con frases como “un aplauso a todoooos los que le creyeron y le creen a este tipo de gentuza. El país se irá a pique por culpa de uds” y ataca permanentemente a Michelle Bachelet. También se muestra contraria a las reformas Tributaria y Educacional.

“Están mas preocupados de terminar con el lucro que de mejorar la educación. Piensan gastar Millones de USD solo con ese fin! Y la edu será =”, ha escrito.

paola barrera tuit


Su abuela, Liliana, declaró que Paola es parte de la generación de recambio que asumirá las riendas en las empresas. Por ahora, tiene participación en las compañías de Bethia, matriz que hace algunos meses, según informó La Segunda, se dividió.

El vespertino destacó que la entidad, presidida por Carlos Heller, inició el año pasado una importante reorganización, “con el propósito de enfrentar el fuerte crecimiento que ha vivido en los últimos años en diversas áreas y así, eventualmente, avanzar en la apertura en bolsa de alguna de sus filiales o matrices”.

Bethia S.A. ahora tiene dos brazos. Uno del mismo nombre que controla todas las participaciones minoritarias del holding en sociedades anónimas abiertas en Bolsa: Falabella (10,74%), Latam (6,23%), Aguas Andinas (2,32%), Clínica Las Condes (11,5%), Grupo Empresas Navieras (14,72%) y Club Hípico (10%). Y Betfam S.A que asumió “el control de todas las sociedades donde el grupo familiar es el accionista controlador: Blue Express (ex Lan Courier), transportes Sotraser, Agrícola Ancali, Megavisión, Inmobiliaria Titanium (50%), Isapre Colmena (48%) y las viñas Indómita, Santa Alicia y Dos Andes ; todas sociedades no abiertas a la bolsa”.

Según el diario El Pulso el patrimonio de Bethia supera los US$3.800 millones, casi la mitad de lo que pretende recaudar la Reforma Tributaria para financiar los cambios en Educación.

MARÍA TERESA, SUS HEREDEROS Y SUS LÍOS CON EL SII

logo-sii-300x271


En 2012, el semanario The Clinic publicó un largo reportaje respecto de grupos económicos que compraron empresas con pérdidas del ex BHC para fusionarlas con sus compañías y no pagar impuestos.

María Teresa Solari Falabella estuvo involucrada en la millonaria operación. En 2001, junto a sus hijos Juan Carlos Cortés Solari y María Francisca Cortés Solari adquirieron la Sociedad de Inversiones Quitalmahue S.A. en $1.044 millones de los que sólo se pagaron $280, porque el resto se abonaría, destaca la investigación “cuando estuvieran seguros de que el negocio no tenía problemas”. Ello no ocurrió, porque la entidad estuvo en quiebra desde 1983 hasta la fecha de su compra y acumulaba pérdidas por más de $26 mil millones.

En 2004, Juan Carlos informó que fusionó Quitalmahue con Mocito Guapo, una rama de la sociedad del holding Corso que se dedicaba a la inversión y la compra-venta de inmuebles y que tenía un patrimonio superior a los $8 mil millones. Desde 2001 hasta que fueron descubiertos operaron con RUT de la empresa con pérdidas y nombre de la que generaba utilidades.

Para el año tributario 2002, Mocito Guapo solicitó que el SII le devolviera $1.211.435.413 por los impuestos que había pagado. Para los años 2003 y 2004 volvieron a pedir lo mismo: $21.144.728 y $217.250.181, respectivamente. Cuando estalló el caso, se logró un acuerdo al estilo Johnson’s y los Cortés Solari devolvieron lo eludido.

De números e impuestos, Juan Carlos sabe. Es ingeniero comercial licenciado en Ciencias en Administración de Empresas con Mención en Economía de la Universidad de Nevada. Dirige Inversiones Corso (Cortés-Solari), el family office fundado por él y que invierte en rubros como las inmobiliarias Almagro y Manquehue, Aguas Nuevas, la Pesquera Blumar, Rutas del Desierto y Rutas del Biobío (junto a la concesionaria Sacyr) y la generadora a carbón Colgener en Colombia. Participa además en los directorios de Sodimac, David del Curto y Equity Brands and Retail y preside la cadena de supermercados Tottus.

Su hermana, Francisca Cortés Solari, es diseñadora de vestuario y dirige la Fundación Caserta, dedicada a la educación. Está casada con Claudio Israel Quilodrán con quien tiene tres hijos para quienes eligió el Nido de Águilas.

Este establecimiento es uno de los más caros del país. En la web institucional no figura información alguna respecto de sus costos, pero según los datos recabados por este medio, sólo la cuota de incorporación al colegio es de alrededor de $6 millones, la que puede ser pagada en 2 cuotas. La matrícula, en tanto, es de $500 mil y la mensualidad para chilenos es de $689 mil. Para extranjeros, o chilenos que han estado residiendo fuera del país, sube a US $18 mil al año (más de un millón de pesos al mes).

En educación media, los estudiantes tienen acceso al Week Without Walls, viajes de 10 días a lugares como Isla de Pascua, Galápagos o Europa. Al final del periodo, habrán realizado cuatro viajes cinco estrellas sin realizar ninguna actividad para juntar fondos, como sucede en las giras de estudios, porque son financiados íntegramente por los apoderados. La red internacional del establecimiento les permite, además, participar en debates en La Haya. Todos los estudiantes reciben un Ipad Air de 32 gb para tomar apuntes.

Salvo los más pequeños, no se usa uniforme y, relata una apoderada, lo mejor del colegio es la calidad educacional bilingüe, la infraestructura y la nula incidencia de grupos religiosos.

Considerando los valores actuales, desde kinder a cuarto medio, Francisca Cortés Solari habrá pagado por la educación de uno de sus hijos en el Nido más de $102 millones. En un niño en jornada escolar completa, el Estado habrá invertido $8 millones. La diferencia es de 1275%.

CLINICA LAS CONDES

LOS LÍOS DE MARÍA LUISA

En diciembre de 2013, la Tercera Sala de la Corte Suprema rechazó un recurso de casación interpuesto por María Luisa Solari y Marcel Zarour -su pareja- y ratificó las multas de 1.000 UF ($24 millones) y 2.725 UF ($65,4 millones) que les impuso la Superintendencia de Valores y Seguros en julio de 2008 por uso de información privilegiada en operaciones bursátiles, que precedieron al anuncio de la fallida fusión entre Falabella y D&S.

En total, la superintencia aplicó sanciones al grupo por 53.197 UF, equivalentes hoy a $1200 millones porque Solari “proporcionó al Sr. Zarour la información privilegiada de la negociación para el acuerdo de fusión, en virtud de la cual este último realizó las operaciones de compra de acciones de D&S, infringiendo de esta forma el deber de reserva”.

El lío no implicó una gran mella para la empresaria que opera principalmente a través de su hija, Cecilia Karlezi Solari (48), quien no figura en las memorias de las compañías en que participa con profesión alguna (sólo sale que es empresaria) y que actúa, junto a su esposo, Alejandro Gil, a través de la sociedad Auguri. Entre otros negocios, tienen acciones en la Clínica Las Condes y en Cruzados.

LOS HEREDEROS DE REINALDO
Los hijos de Reinaldo, con acciones en Falabella, operan través de su family office Megeve, que dirige Piero y que incluye participaciones en la salmonera AquaChile, Cementos Polpaico, la constructora Enaco, la termoeléctrica colombiana Termotasajero, los cementerios Parque del Recuerdo y la minera de cobre Haldeman Mining Company. Todos educan a sus hijos en colegios de elite.

Piero está casado con Sally O’Shea y educa a sus hijos, que participan en Sky de la UC, en el Everest, uno de los top de los privados, fundado a mediados de los 80 y dirigido por los legionarios de Cristo.

Sandro, casado con Bárbara Etcheberry Araos, es padre de seis hijos y para ellos eligió The Grange. Y Carlo tiene a sus niñas en el Villa María Academy que tiene una mensualidad hoy de entre 16 y 18,2 UF ($384 mil a $436 mil) .

Todos estos colegios marcan sobre 300 puntos en el Simce. La Escuela Villa Independencia de Puente Alto, una de las mejores de esta popular comuna, no supera los 279 puntos en la medición. En este recinto, entre 59,01 y 78,00% de los estudiantes se encuentran en condición de vulnerabilidad social. Los nietos de Reinaldo reciben, en cuanto nacen, acciones en las empresas familiares.

Según la OCDE, Chile destaca por ser el que mayor brecha presenta por los ingresos entre el 10% más rico y el 10% más pobre, medido por el coeficiente de Gini. Este desequilibrio se replica en Educación.

Colegio Cumbres

LAS SEÑORAS DEL VINO

Las hijas de Juan Cúneo -presidente por años de Falabella- son consideradas las damas más guapas del vino desde que dirigen la viña Casas del Bosque en la que incursionó su padre. Paola, además está en el directorio de Falabella y tiene cuatro hijos. A todos ellos los tiene en el Cumbres.

El Cumbres, colegio ícono de los legionarios, tiene una cuota de incorporación de 80 UF ($1.920.000) y aunque ni la matrícula ni la mensualidad aparecen consignadas en la web del establecimiento, los datos recopilados por The Clinic Online indican que la mensualidad oscila entre los $420 mil y $320 mil, ya que existen tramos de pago de acuerdo a la cantidad de hijos en el colegio. La matrícula, en tanto, sería de aproximadamente $300 mil.

Los tres hijos de Georgiana, casada con Jorge Aramburu, también están en este establecimiento del barrio alto.

El amor por los legionarios lo heredaron de Sergio Cardone Solari, primo de Juan Cúneo y presidente del grupo de centros comerciales local Mall Plaza. Cardone, una de las fortunas individuales que ronca en Chile, es íntimo, como los Matte, del padre John O’Reilly y estuvo ligado a la fundación de la universidad Finis Terrae.

Los Solari, además, están ligados por Falabella a la familia Del Río-Goudie, que tiene negocios en el área del retail, pesquero, agroindustria y en la distribución de automóviles y que, como ellos, forman parte de la elite local. Esta es, en general, una familia de bajo perfil, aunque en 2012 uno de los siete hermanos, el empresario Sebastián del Río Goudie, estuvo en primera plana por violencia intrafamiliar contra su esposa.

Lea además:
Los Luksic.
Los Matte.

Notas relacionadas

Deja tu comentario