navarro a1

El senador y presidente del MAS, Alejandro Navarro, calificó como “un conflicto bochornoso” el suscitado por las polémicas preguntas de la última encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) referidas a la Reforma Educacional.

“Es claro que se ha acusado a la CEP de estar alejada de todo criterio objetivo, que incluso ha sido calificada como mecanismo de venganza del ex ministro Beyer, director del CEP, en virtud de su destitución como ministro de Educación vía acusación constitucional en el Congreso Nacional, lo que, por ausencia de normas, debe ser investigado por la academia y sus pares, lo que no nos impide legislar a futuro”, dijo según consigna El Mostrador.

“Más allá del caso del CEP, las encuestas no deben ser inductivas con preguntas capciosas”, señaló el parlamentario, asegurando que “a nivel internacional hay muchos países que regulan las encuestas, como Argentina, Brasil, Canadá, España, Francia, Italia, Perú, Portugal, Colombia”.

“No queremos amordazar las encuestas sino regularlas, pues dejarlas a simplemente normas éticas o al libre mercado, al mero prestigio del encuestador, es poco serio y peligroso, por los riesgos de manipulación y los graves efectos que ello crea en lo político y en las expectativas de los actores de lo público”, explicó Navarro.

En esa linea, dijo que “esto va más allá de normas de transparencia acerca del financiamiento, del marco muestral, del tipo y tamaño de muestra, de las fechas, quiénes participaron, responsables y margen de error. Derechamente debe crearse un registro de encuestadores, una certificación, y normas que prohíban una eventual manipulación de la opinión pública”.

“De esta semana hemos sacado importantes lecciones, y una de ellas es limpiar la cancha de algunos conflictos gratuitos. La política está demasiado desprestigiada para seguir ahogándonos en problemas absolutamente evitables. Es lo que queremos hacer”, concluyó.