vidal A1 se busca

El ex ministro de Interior y vocero del Ejecutivo, Francisco Vidal, se refirió a la baja de aprobación ciudadana que según la última encuesta Adimark sufrió el Gobierno y sus reformas, asegurando que, de estar él en el gabinete, “sería mucho más nítido y claro en mi lista de amigos y adversarios”.

En entrevista con Radio Zero, Vidal planteó que en la críticas al oficialismo “hay un estado mayor que ni siquiera es la derecha política. Es la derecha económica que al verse afectada por las transformaciones usa todas las formas de lucha. Todas!”.

“El sector privado en Chile es poderosísimo, maneja el 80 por ciento de la economía. En los últimos cinco meses, todos los días, los titulares de El Mercurio, La Segunda, La Tercera, Pulso, Diario Financiero y Publimetro fueron generando las condiciones (…) todo eso colabora para la construcción de esta idea de que estamos al borde de la crisis económica”, sentenció.

En esa linea, el actual director del Banco Estado expresó: “tú tienes a Andrés Santa Cruz que va a ver al ministro de Hacienda, Alberto Arenas, y a la salida dice: ‘Hablamos una hora y media pero a mi no me convence… yo necesito gestos’. ¿Cuál es el gesto que pide? que no haya Reforma Laboral, que no haya nueva Constitución, ojala que no haya Reforma Tributaria y Reforma Educacional”.

Sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo con la derecha en la reforma educacional, Vidal fue categórico. “¿Hacemos medio lucro?, ¿medio copago?, ¿media selección?, ¿cómo llegas a eso?… No vamos a transar el fin al lucro, ni un puto peso más a un sostenedor privado con platas de todos los chilenos para que se vaya a Miami a comprarse un Mercedes Benz. Es imposible llegar a un acuerdo con la derecha, porque ellos ideológicamente creen que la educación es igual que un papel confort, un bien de consumo”, lanzó.

Con todo, para Vidal los “verdaderos adversarios” no son los partidos de la Alianza ni la mayor preocupación sus críticas a la reforma, sino que son “Angelini, Luksic y Paulmann”. En tono irónico, añadió que “los empresarios que aportaron a la campaña de Michelle Bachelet perdieron la plata”.

“Aquí estamos en una lucha política e ideológica total!…porque este es un gobierno transformador, ya que alteras lo que había, por nuestros errores y de este maldito modelo de mercado. Hoy, el uno por ciento de los chilenos se lleva el 30 por ciento de la torta. Y ese uno por ciento defenderá sus privilegios con uña, muela, garra, y espero que no con un balazo”, explicó.