Condenan a embajada de Emiratos Árabes Unidos por despido injustificado

La justicia laboral ordenó que la legación diplomática cancele más de 8 millones a una secretaria cuya desvinculación fue arbitraria. A través de sus abogados, el embajador Abdullah Mohammed Almaainah sostuvo en el juicio que el Código Civil del país del medio oriente primaba sobre la legislación chilena en el contrato con la afectada. La jueza a cargo del caso, desestimó esa alegación y condenó en costas a la representación extranjera. Esta última, no contenta con la decisión, recurrió a la Corte de Apelaciones de Santiago para revocar el fallo.

poder-judicial

El Segundo Juzgado del Trabajo de Santiago, condenó a la Embajada de los Emiratos Árabes Unidos a pagar una millonaria indemnización a una secretaria chilena que fue despedida arbitrariamente.

De acuerdo al fallo emitido por el tribunal, Jocelyn Vilches se desempeñó en dicha delegación diplomática en calidad de secretaria traductora por casi tres años, cuando a fines de mayo pasado le informaron que era despedida por necesidades del servicio.

Hasta ahí no dejaba de ser un desvinculación más. Sin embargo, cuando la mujer concurrió a la notaría a firmar su finiquito, los representantes de la embajada argumentaron que no pagarían lo legal, ya que debía regirse por el Código Civil del país del medio oriente. Atendida la situación, Vilches no rubricó el documento y recurrió a la justicia.

En un breve juicio, que duró poco más de un mes, la magistrada Andrea Soler, determinó que las pruebas presentadas por los abogados del embajador Abdullah Mohammed Almaainah no controvirtieron el despido injustificado de la trabajadora, hecho que la dejó “en la más absoluta indefensión”, señala el dictamen.

En esa línea ordenó que la representación árabe pague poco más de 8 millones de pesos a la afectada, atendida las violaciones al Código del Trabajo y lo adeudado a la ex secretaria. Al mismo tiempo condenó a pagar las costas del juicio, fijándolas en $ 500 mil.

Hay que recordar que los emiratos, cuya capital es la lujosa Dubai, es uno de los países más ricos del planeta por su producción de petróleo. Su embajada fue abierta hace no más de tres años en Santiago para mejorar las relaciones económicas con Chile.

Todos iguales

La jueza Soler además desestimó que la sede diplomática esté más allá de la ley chilena, dejando en claro que los trabajadores tienen derecho a recibir el pago que indica el cuerpo normativo nacional.

El abogado de Vilches, Raúl Santander, aseveró que la decisión judicial es importante para la defensa de los derechos de quienes laboran en representaciones extranjeras.

“Las leyes chilenas son las competentes, porque los trabajadores no pueden quedar en tierra de nadie. ¿Si trabajas en una embajada a quién reclamas? ¿A una corte internacional, cuando además estás despedido? En Chile existe el Código Bustamante de derecho internacional privado y que Chile lo ratificó, pero con una reserva: cuando hay discusión legal, las leyes que priman son las chilenas”, explicó el profesional.

La representación de los Emiratos Árabes Unidos no se quedó contenta con la decisión y resolvió presentar un recurso de nulidad. Este último fue recientemente ingresado a la Corte de Apelaciones de Santiago, donde se analizará su viabilidad y el fondo del fallo laboral.

Este diario intentó obtener una versión de parte del abogado patrocinante de la embajada, Andrés Cabello, pero hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta.

Lea el fallo completo

Comentarios