Josefina-Reutter-foto-alejandro-olivares

Josefina Reutter, la blogguera que desnuda a los cuicos chilensis, se ha convertido en un fenónemo. No es fácil definir a una suerte de “clase” chilena que tiene al mismo tiempo muchas caras, aunque todas confluyan en el mismo lugar.

En una reciente entrevista con The Clinic, confesó que le han dicho “cara de nana”, “cara de rota” y carente de “muslos de cuica”. Todo eso le ha valido analizar a los platudos en su distintas facetas.

El red set, es un imperdible. Del MIR, MAPU o todo lo que se parezca, la analista tampoco afloja: “El redset, por definición, rechaza la “pulcritud”. Por eso nunca jamás usan terno (si llegaran a usar, por alguna razón muy especial, nunca va a ser un terno tradicional con camisa de color tradicional y corbata de color tradicional o zapatos tradicionales). Al redset le gusta ser chascón. Siempre tienen barba. El pelo un poco largo los hombres, un poco desordenado. Las mujeres siempre se ven un poco chasconas. No se tiñen el pelo, por lo que es muy común ver mujeres del redset de menos de 50 (o 40!) con el pelo blanco. Largo, ruliento, blanco. Un clásico”.

Un ejemplo, es el cuico perno: “El cuico perno no está a la moda. No es que esté pasado de moda, pero su ropa es estándar. Los hombres usan bluejeanes estándar, de corte estándar, color estándar. Usan poleras estándar, aunque generalmente usan camisas, incluso en el fin de semana (y metida adentro del pantalón). El cuico perno no usa zapatillas, y si las usa, van a ser esas de trekking (modelo perno)”.

Y el cuico político: “El cuico político se gesta en muchos casos en el colegio: el clásico(a) que participa o es Presidente del Centro de Alumnos, que participa en todo tipo de actividades extra programáticas (sociales sobre todo) del colegio. Después entran a la universidad y seguramente entran al Centro de Alumnos, o a la FEUC (la mayoría son de la Católica, convengamos), organizan los trabajos de invierno, seguramente hicieron clases en INFOCAP…y por supuesto, su salto definitivo al mundo político, el TECHO. El Techo es como el semillero de cuico político, ese cuico solidario con vocación de servicio “real”, el que quiere cambiar la política, que no está por el poder, sino por una real preocupación por el prójimo. Probablemente muchos también pasaron por la Fundación Jaime Guzmán, donde se hicieron de buenos “contactos” y tuvieron su adecuado entrenamiento político”.

Otro ejemplo es el cuico sub 25: “El cuiquerío sub-25, ya sabemos, es infinitamente más poderoso (en términos económicos) que el cuiquerío sub-25 de los años 90 (para qué decir de los anteriores). Si en los 90 los pendejos cuicos tenían con cueva un Corsa o algún auto viejo compartido entre hermanos, ahora mínimo tienen un Mazda 3 o un Gran Vitara, incluso un Volvo C30, que les regalan nuevo, obvio, y que probablemente cambien al menos una vez en su periodo universitario. Por supuesto con aire acondicionado, frenos ABS, cierre centralizado, alzavidrios eléctrico, y todo tipo de artilugios que un cuico sub-25 de los 90 ni siquiera podía soñar (ok, hablo a título personal)”.

Más abajo una selección de sus columnas. Enjoy.

El red set

El cuico político

El cuico perno

El cuico abajista

El cuico sub-25