UDI se refiera a condena por asesinato de Jaime Guzman

Este martes el gremialismo sufrió un duro golpe, luego de que se hiciera pública la grabación de una llamada telefónica, que fue recogida como evidencia por la fiscalía, entre el ex gerente de Penta, Hugo Bravo y Carlos Eugenio Lavín, uno de los dueños del holding, en el que se nombran siete actores políticos pertenecientes a dicha coalición.

Laurence Golborne, Pablo Zalaquet, Iván Moreira, Ena Von Baer, Pablo Longueira, Evelyn Matthei y Ernesto Silva, aparecieron mencionados en la conversación entre Bravo y Lavín, en la que se afirmaba que se les había entregado desde boletas a terceros hasta dinero en efectivo y cheques para el financiamiento de campañas políticas.

Reacciones

La información generó un remezón en la tienda gremialista, el presidente de la UDI, Ernesto Silva, salió a desmentir cualquier vinculación con financiamiento irregular de su campaña desde el grupo Penta y reiteró sus críticas a las filtraciones que se han hecho a la prensa a lo largo de la investigación de la arista política del caso fraude al FUT.

“(Giré) cheques míos a Moreira. (…) Y Zalaquett, que nos pidió en efectivo, que nos pidió (Carmen) ‘Coca’ de Castro. No me acuerdo de los otros candidatos. Algo le pasó el ‘choclo’ a Ernesto Silva, en efectivo”, se escucha decir a Hugo Bravo sobre el titular del gremialismo en la grabación.

Silva respondió en conferencia de prensa que, “lo que ahí se señala es totalmente falso y lo quiero descartar categóricamente, todo el financiamiento de mi campaña ha sido estrictamente con apego a la ley , siempre”.

“Como presidente de la UDI, en este caso y en otros, he promovido totalmente la transparencia, colaboración con la justicia, y que los hechos de este tipo se puedan desarrollar como corresponde en la instancia del ministerio público, de los tribunales de justicia y que se puedan desarrollar de manera autónoma e independiente”, pero -prosiguió Silva- “no entiendo, no entiendo una y otra vez filtración, yo no se cuál es la intencionalidad, pero terminan generando camino hacia una especie de linchamiento público sin que se pueda dar un proceso justo”, enfatizó.

Sobre otros nombres mencionados en la grabación Silva dijo que “no me pida que me transforme en comentarista de filtraciones sobre grabaciones de conversaciones privadas. Esto se tienen que analizar con la mayor seriedad en las instancias que corresponden”.

Iván Moreira también quiso salir a defenderse de su supuesta vinculación con el caso Penta, “lo único que puedo decir es que no he cometido ningún delito”, sostuvo.

“Yo espero la investigación, que se abran los expedientes… Yo fui muy claro el primer día, fui el primero en hablar, hablé firme, claro”, agregó.

Durante la tarde el ex alcalde de Santiago y ex candidato a senador por Santiago Poniente, Pablo Zalaquet, negó tajantemente haber recibido financiamiento irregular desde el holding de Carlos Eugenio lavín y Carlos Choclo Délano. Zalaquet aclaró que sí recibió financiamiento por un servicio de campaña de los privados, pero como un aporte público que correspondió a servicios de campaña.

“jamás he recibido ningún dinero, ni he solicitado ningún dinero del grupo Penta. Desmiento absolutamente que aquello haya ocurrido”, afirmó.

“Lo único que hay en el caso Penta, en mi campaña el año pasado a senador por Santiago Poniente, tal como se lo he dado a conocer al fiscal, es un aporte que me hizo la empresa, tal como lo dice la ley de gasto electoral, que es un aporte privado pero de carácter público, no de carácter reservado, por tanto es un aporte legal”, sostuvo en rueda de prensa y aseguró que el aporte solo respondió a un servicio de campaña y que se enmarcó en la Ley vigente.

Sobre su vinculación con Bravo, el ex alcalde de Santiago aclaró que “nunca, no conozco al señor Bravo, nunca he hablado con el señor Bravo, no tengo un mail, una conversación. Nunca había escuchado sobre le señor Bravo hasta cuando todos estos temas vinculados al caso Penta salieron al aire hace pocos meses atrás, lo mismo mi ex jefe de campaña”.

Sobre su citación en calidad de imputado por el fiscal Carlos Gajardo, Zalaquet dijo que “eso depende netamente del fiscal y me parece muy bien porque te permite hablar con tranquilidad y yo me siento muy tranquilo”.

El ex candidato al Senado aseguró sentirse sorprendido y dolido, “quizás la palabra es dolido porque se juega con la honra de las personas de forma gratuita”, sostuvo.

Desde el Gobierno el jefe de gabinete, Rodrigo Peñailillo, evitó referirse al tema “yo no me puedo hacer cargo ni de una versión de prensa ni menos el gobierno va a intervenir en una investigación judicial”.

Lee También:

Hugo Bravo López, la historia del hombre que sabía demasiado