farmacias

Mientras todavía está en la retina el caso de la colusión de las farmacias (Ahumada, Cruz Verde y Salcobrand), que terminó con multa del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), las droguerías vuelven al ruedo, y no precisamente por prestar servicios desinteresados a la comunidad.

Resulta que, como publica el medio económico Pulso, una serie de denuncias han llegado hasta la Fiscalía Nacional Económica por supuestos arreglines para nuevamente ponerse de acuerdo para subir los precios.

Las quejas, agrega la publicación, son anónimas, y no precisan a qué cadenas o empresas se refieren.

La respuesta de la FNE para todos los casos ha sido que “le informamos en relación a la denuncia electrónica efectuada por usted (…), que no es posible acoger a investigación debido a que sus antecedentes serán acumulados a una investigación actualmente en curso”.

Pulso agrega que la respuesta oficial de la FNE ante los hechos antes mencionados es que “por protocolos internos, no se refiere a eventuales investigaciones en curso, dado que cualquier materia relacionada con este tipo de procedimiento es de índole reservado”.

El caso farmacias involucró a las tres cadenas más grandes del país, que según la investigación que se desarrolló al respecto, fueron acusadas de coludirse para subir el precio de más de 200 medicamentos entre diciembre de 2007 y marzo de 2008.

A principios de 2012, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia determinó que SalcoBrand, Cruz Verde y Fasa se coludieron para fijar precios en el mercado de distribución de medicamentos y sancionó a las dos primeras con la máxima multa de 20.000 UTA (unos US$20 millones) a cada una.

Farmacias Ahumada quedó libre en ese pasada después de que en marzo de 2009 llegara a una acuerdo con la Fiscalía Económica tras el pago de US$1 millón.