gajardo

El fiscal Carlos Gajardo y el abogado de los dueños de Penta, Julián López, tuvieron un duro intercambio verbal en la audiencia que tuvo lugar ayer en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, instancia donde a los Carlos se les modificó la medida cautelar de prisión preventiva por la de arresto domiciliario total luego de permanecer presos 46 días.

Tal como sucedió mientras se les formalizó a Délano y Lavín y a los otros ocho implicados  principios de marzo, hubo un tenso debate entre ambos protagonistas de la escena.

“Mi parte ha procurado con celo reparar el mal causado haciendo todo lo que está en su mano para lograr esta rectificación”, argumentó el defensor, según recoge La Segunda.

“Yo tengo dos representados. Uno de ellos tienes 76 años y el otro acaba de cumplir, el domingo pasado, 73 años. Con toda seguridad deben ser los internos con más edad en todo el sistema penitenciario. Son padres y abuelos de familias numerosas y unidas. ¿Son un peligro para la sociedad?”, agregó López.

Según el vespertino, la respuesta del fiscal que ha estado a cargo de la indagatoria desde que se comenzó a destapar, llegó apuntando que “Escuché al defensor decir que van a renunciar a la prescripción de algunos de los hechos. Qué bonito sería que renunciaran y pagaran los impuestos que han evadido desde el año 90 en adelante”, lanzó Gajardo.

Luego de espetar esa sentencia, el fiscal de alta complejidad oriente, en un tono similar que usó cuando los Penta fueron formalizados entre el 4 y 6 de marzo, acusó que “día por medio en las empresas Penta se agregaba una boleta o factura falsa”.

“El gustito de Gajardo”

En medio de la audiencia de formalización del caso Penta, López y Gajardo ya se habían trenzado en un intercambio de ideas con visos de ironía y emplazamiento.

Uno de esos tres días, López fustigó a Gajardo, asegurando que el fiscal se había comprometido a reconocer que los dueños de Penta habían colaborado con la investigación. Junto con refutar esos dichos, el persecutor -el última día de la audiencia previa a la resolución- se robó la película y , entre irónico y contundente, arremetió con dureza.

“Son más de las 12 su señoría, somos tontos hasta las 12 no más”, fue parte de lo que lanzó Gajardo ese día, reiterando que “los controladores, ¿no sabían lo que estaba pasando? Reitero, son más de las 12 su señoría”.

“Penta no ha pagado un solo peso de impuestos en seis años y les han devuelto 285 millones”, dijo el fiscal para agregar que “eso es a lo que nos referimos con cultura de la evasión”.