gajardo

Si el caso Penta fuera una película dramática el día de hoy hubo claramente dos protagonistas; el fiscal Carlos Gajardo, por sus duros calificativos para aludir a Penta y su defensa, y el juez Juan Manuel Escobar, por anunciar al final de la audiencia que el pronunciamiento sobre las medidas cautelares solicitadas se realizará a las 10 de la mañana de este sábado.

La jornada, la tercera de la maratónica formalización de cargos contra los 10 involucrados por el caso Penta, partió prácticamente a la hora acordada con la intervención de la defensa del ex gerente del holding, Hugo Bravo, que de entrada intentó dejar claro que su representando no era el cuco que pretendía caricaturizar Penta, sino que un hombre que cumplió instrucciones, que fue usado, y que desde un principio colaboró con la investigación.

“Los otros defensores hacen comparaciones de las medidas cautelares, no tienen consciencia de lo que ellos mismos han realizado”, aseguró la abogado Catherine Lathrop.

“Se usaba para que él fuera el responsable. Sólo estaba para firmar”, agregó la defensora antes de que tomara la palabra el otro integrante de la defensa, José Pablo Forteza.

El profesional, al igual que su compañera, trató de demostrar que la investigación se nutrió gracias a la colaboración que prestó Bravo, lo que ciertamente fue validado posteriormente por la réplica de la Fiscalía.

“Quiero recordar el contexto de lo que pasaba seis meses atrás cuando la Fiscalía estaba realizando la investigación, la carpeta era secreta. Nosotros no pedimos ver la carpeta, dijimos que íbamos a decir la verdad. Don Jovino Novoa dijo “voy y vuelvo”, hace dos meses que estamos pidiendo que vuelva”, aseguró Forteza.

Después de esas intervenciones vino el momento del abogado de Marcos Castro, quien también basó su defensa en sostener que su representado había colaborado de manera espontánea.

“Marcos Castro es la primera persona que comparece a la citación en el mes de julio, a la que comparece solo, sin asistencia legal y en calidad de testigo”, aseguró Rodrigo de la Barra.

De la Barra también trató de demostrar que Castro sólo obedeció órdenes, que no se enriqueció y que su único pecado fue no oponerse a una trama que existía de antes de que él llegara a Penta.

Posteriormente, y cuando el aire se comenzaba a cortar con un cuchillo al interior del tribunal, intervino el abogado de Iván Alvarez, el llamado cerebro detrás del fraude, y el único imputado que está en prisión preventiva por el Fraude al FUT.

El defensor hizo todo los posible por reivindicar al ex SII a través de la colaboración prestada, y pidió desestimar la prisión preventiva pedida por la Fiscalía. Además, habló de un especie de Inquisición pública y criticó el argumento del Consejo de Defensa del Estado.

Luego vino el abogado del actual funcionario del SII, Juan Martínez, quien fustigó a los fiscales por no saber que Martínez estaba suspendido de sus funciones. Asimismo, cuestionó los argumentos de la investigación.

“Claramente el señor Martínez no es parte de este grupo o pandilla”, dijo.

El gustito de Gajardo

Con un breve receso de por medio, de unos treinta minutos, llegaron las réplicas, quizá la parte más sabrosa del día, donde el fiscal Gajardo se dio varios gustitos para aludir a la tesis de la defensa de Penta.

Antes de Gajardo, partió su jefe Sabas Chahuán, quien inmediatamente salió a defender la investigación de la Fiscalía, asegurando que las imputaciones estaban basadas en hechos ámpliamente probados.

El titular del Ministerio Público dijo además que “es muy importante el ambiente social que rodea el proceso penal. La ley es igual para todos y queremos que la ley deje de atrapar mariposas y deje pasar elefantes”.

En medio de esos “elefantes” que imaginaba Chahuán,  se podía ver a un Délano cavilando, con la cabeza sostenida con un mano, y dibujando algo, tal vez a modo de presagio de las palabras que diría luego el fiscal Gajardo.

“Son más de las 12 su señoría, somos tontos hasta las 12 no más”, dijo Gajardo con tono irónico, refiriéndose a supuestos desconocimiento de los Penta de los 122 contratos forwards que fueron descubiertos a lo largo de la investigación, y dejando claro que las metáforas del día anterior no habían sido una casualidad.

Pero Gajardo no se quedó ahí, “los controladores, ¿no sabían lo que estaba pasando? Reitero, son más de las 12 su señoría”, insistía Gajardo, disfrutando el momento, con la certeza de que era el protagonista, el hombre que había quitado el velo a la maquinaria que investigó por nueves meses, y de la que estuvo por algunos días prácticamente en segundo plano.

“Penta no ha pagado un solo peso de impuestos en seis años y les han devuelto 285 millones”, dijo el fiscal para agregar que “eso es a lo que nos referimos con cultura de la evasión”.

La alusión a Piñera y la respuesta a Julián López

Pero la jornada estaba para más, y como esos goleadores que saben que ese día anotan cuatro, Gajardo lanzó dos dardos más, acaso con más veneno que los anteriores.

Primero hizo alusión a un forward que apunta a Piñera, y luego le respondió con contundencia a López, abogado de los Carlos.

“Hay un décimo contrato de forward muy relevante que la fiscalía sólo lo incautó la semana pasada, ¿cuál es la fecha de este forward? 7 de noviembre del año 2009 el pago se realiza días después, los primeros días del 2010”, dijo Gajardo, quien luego tira el dato de que están “inversiones Penta III por un lado, que deposita $50 millones en CB, forward de entrada, y $50 millones de salida Administradora Bancorp S.A, domiciliada en Avenida Apoquindo 3000 piso 16, saquemos nuestras propias conclusiones”.

Después de esa referencia a una empresa de Piñera cerró su intervención con contudencia.

“Nunca estaríamos aquí si no fuera por las declaraciones de Marcos Castro y Hugo Bravo, hacemos diferencia de esos aportes a la investigación”, puntualizó el fiscal Gajardo, quien agregó que sólo a ellos le reconocemos colaboración, “a nadie más”.

Luego siguieron las réplicas de los querellantes (CDE, SII, PS, Ciudadano Inteligente y Jorge Charbin), además de las defensas, quienes insistieron en sus respectivas posturas.

Cuando el reloj marcaba las 15:30 y los presentes ya se preparaban para escuchar la resolución del juez, vino el desenlace de la jornada… todo se resuelve mañana.

Con el argumento, humando de por medio, que necesita tiempo para procesar todo los argumentos entregados en tres días de trabajo, el juez Juan Manuel Escobar cerró la sesión y citó a todos para éste sábado a las 10 de la mañana.

A la salida de la audiencia, los Carlos y Wagner se fueron sin hacer declaraciones, mientras el abogado Julián López acusó a la Fiscalía de instrumentalizar la audiencia, sobre todo con la referencia al forward de Piñera.

“La alusión que se hizo muestra hasta qué punto se ha instrumentalizado la audiencia judicial (…) La empresa Bancorp no había sido mencionado nunca en esta investigación “.

López aseguró tajante que “empresas Penta no ha tenido ningún contrato con inversiones Bancorp, y por lo tanto porqué se hizo esa alusión es una explicación que debe dar la Fiscalía”.

Sin aludir directamente al asunto, Chahuán dijo que la fiscalía iba a investigar todo lo que fuera necesario y evitó referirse al comentario de López.

“La violencia también son los fraudes económicos”, sentenció.

Cabe recordar que el Ministerio Público pide cárcel para Carlos Délano, Carlos Lavín, Pablo Wagner, Iván Álvarez y Juan Martínez; arresto domiciliario y arraigo nacional para Hugo Bravo, Marcos Castro y Manuel Antonio Tocornal, y firma mensual para Carlos Bombal y Samuel Irarrázaval.