marco enriquez ominami meo a1

El ex candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami envió una carta abierta a todos sus adherentes, en la que manifestó su postura ante el complejo escenario político que vive Chile. Por lo demás lanzó algunas críticas hacia el Gobierno.

Pues bien, en la carta de MEO que hoy publica el diario El Mercurio, el líder del PRO arremetió que “hoy la clase política tradicional aparece más preocupada de los escándalos de corrupción que de los problemas cotidianos de los chilenos. El Gobierno, con buenas intenciones, se muestra paralizado y la Presidenta se ve complicada en completar su equipo para retomar las reformas que necesita el país”.

Para el cineasta, “el apresuramiento” y la velocidad que se le intenta imprimir a los trámites legislativos, además de “la estrategia de bloqueo, han entrampado algunas reformas, y han descarrilado o desnaturalizado otras que son también necesarias”.

Sobre los casos en que se ha sobrepasado y abusado de la relación entre la política y el dinero, MEO apuntó a que “ya nadie puede seguir tolerando” aquellos casos de financiamiento trucho de campañas y aportes de las empresas, puesto que “en estos se han mezclado actos ilegales con cuestiones reñidas con la ética. A su vez añadió que “este desarrollo exige que también actualicemos la forma en que hemos financiado la política”.

En cuanto a su caso en particular en campañas pasadas, el ex aspirante al sillón presidencial explicó que “yo asumo mi responsabilidad de haber usado las reglas del juego vigentes. Nunca nos gustaron estas reglas, y es público que hemos luchado por cambiarlas, incluso enviando proyectos de ley desde que fui diputado. Pero no vamos a restarnos de entrar a la cancha a competir porque no nos gustan las reglas”.

En otros pasajes de su escrito MEO repudia el “rol excesivo del dinero” en distintas materias sociales, como la salud, la vejez, la educación, entre otras, además de obviamente el rol “impropio” que juega en la política.

Dentro de su carta, MEO aprovecha de hacerles un llamado a los ex presidentes y a los que quieran serlo en el futuro a que “deben mostrar liderazgo y hablar cuando todos aconsejan el silencio”. En este punto aprovechó de tirarle un palo a Sebastián Piñera y agregó: “Callar, bailar zumba o permanecer inmovilizado no ayuda a construir un camino”.

Otro punto que le preocupa a Marco Enríquez-Ominami y que recalcó en su misiva es la actual situación económica que enfrenta el bolsillo del país. El análisis del ex diputado es claro: “La economía chilena está frenada. Esto se debe a circunstancias externas, pero también a nuestra propia incapacidad para avanzar… la reforma tributaria quedó corta, pero también quedó mal hecha. Aunque entrar a picar genera incertidumbre, es mejor corregir los errores ahora y no esperar a que empiece el temporal y que la casa se llueva”.

En cuanto a sus propuestas, MEO precisó que las reformas deben ser constructivas y no lo contrario. “Estoy convencido de la necesidad de las reformas, pero también que el cambio que Chile necesita se debe hacer construyendo y no destruyendo. Chile ha avanzado mucho desde el retorno de la democracia. Pero precisamente porque hemos avanzado necesitamos ahora concretar mucho más. Yo no aspiro a quitarles a unos para darles a otros. Sí quiero que los que más tienen contribuyan con más”.