Bonvallet Guarello

“Soy el número uno por lejos, compadre”, dice Eduardo Bonvallet en entrevista con La Segunda, donde aborda a fondo su mundo, ese en el que el lucha porque algún día nos dejen de decir “chilenitos”.

El ex futbolista y comentarista deportivo sostiene que se sabe “el número uno del mundo. Reconocido por todo el planeta, pero no por los chilenos”.

Sus logros, explica al vespertino “portada en el diario Marca de España; portada del Corriere della Sera en Italia; portada del Bild en Alemania. Todo eso sin dar entrevistas”.

Según cuenta, ésa es la razón por la cual los gringos lo persiguen para hacer una película de su vida. “Soy un genio (…) soy de excepción”, lanza.

Al ser consultado sobre el porqué de esa afirmación, responde que “por mi disciplina y mi sabiduría futbolística”.

El “gurú” dice además que sus palabras le vienen de su padre fallecido y de Jesús.

“Algo debe ser, no puede ser que yo le apunte a todo. Bueno, y además siempre juego con mis amigos imaginarios”, dice.

Su pasión por la Roja

Junto con reconocer que tiene un trabajo inconcluso con Chile, Bonvallet confiesa que la selección es lo que más ama después de sus hijos.

“La Roja hace que la mamita y el papito se abracen, que se fundan por la camiseta, y yo le puse la camiseta de Chile a los chilenos”, asegura.

A propósito de ese amor por la Roja, reconoce  que es nacionalista y que en la selección Alexis es el ejemplo a seguir. “Es como yo quisiera que fueran todos los niños de Chile. Un niño que surgió a puro coraje y garra”.

Además, asegura que el único genio de la Roja es Jorge Valdivia, que Vidal es el más completo en la cancha y que admira a Medel.