valle A1

Aldo Valle, vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCh), se pronunció respecto al anuncio del Gobierno de dejar fuera a las casas de estudio privadas que no pertenecen a esta agrupación de la gratuidad que comenzará a funcionar a partir del próximo año.

En esa línea, precisó que “no todas las instituciones son iguales, si no se cumple con ciertas exigencias es obvio que allí no hay necesariamente una discriminación”. Agregó que como CRUCh “siempre hemos dicho que se debe avanzar con prontitud porque este beneficio incorpore a mayor número de estudiantes”, según indica Emol.

Respecto a los comentarios que han surgido desde algunos rectores de universidades privadas, Valle sostuvo que “desde luego son comprensibles (…) por quienes tenían una expectativa para que pudieran participar de la gratuidad a partir del 2016, que se había generado por los anuncios de la política pública desde varios años”.

“No se puede pasar a ser público de un mes para otro y mucho menos sólo en razón de los recursos que se van a recibir del Estado. Aquí hay instituciones que por años han servido y también sufrido la condición de ser públicas”, continuó Valle.

Finalmente sentenció que “la política pública todavía persevera en dejar solo a u grupo de instituciones y excluye a otras, yo diría que hay discriminación, pero ahora, me parece que respecto de un conjunto importante de universidades privadas, esta determinación de política pública no resulta discriminatoria”.